El espíritu festivo llena ya las calles de la ciudad ribeirense

Puestos en los que pueden encontrarse artículos de muy diverso tipo inundan el Malecón y suscitan gran interés


ribeira / la voz

Las calles de Ribeira huelen a fiesta y prueba de ello son los diversos puestos de complementos y comida que desde el sábado ocupan el Malecón de la ciudad. A pesar de que los festejos todavía comienzan mañana, las terrazas y calles están a rebosar de gente.

Sin duda, la bisutería, el cuero y los utensilios relajantes siguen siendo los productos más despachados en los tenderetes, según confirman los propietarios.

Aunque la crisis se nota, Saúl Sánchez, uno de los vendedores, asegura que «la gente se resiste a gastar los primeros días, pero hacia el fin de semana van comprando más y va acercándose más gente».

Instalación de las atracciones

Los más pequeños tendrán que esperar hasta el miércoles para poder disfrutar de las atracciones de feria, que aún se están montando. A modo de recompensa, el lunes tendrá lugar el tradicional día del niño, en el que las instalaciones recreativas tendrán un precio reducido durante toda la jornada.

Los feriantes desplazados a Ribeira aseguran que las fiestas ya no son lo que eran: «Hay muchos niños, pero poco dinero». Por este motivo dicen que se ven obligados a bajar los precios con el fin de ver las atracciones llenas de gente y lograr los beneficios necesarios

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El espíritu festivo llena ya las calles de la ciudad ribeirense