La falta de viento dejó tirada a la flota en Ribeira


La falta de viento impidió que la primera Vuelta al Barbanza pudiera culminar con éxito. Con organización del Náutico de Portosín, la flota zarpó de Rianxo (imagen), pero no pudo llegar a su destino, las instalaciones del club portosinense, pues los barcos quedaron atrapados en una encalmada a la altura de Corrubedo. Pese al contratiempo, la entidad del municipio sonense sigue con sus actividades y el próximo fin de semana se encargará del campeonato gallego de cruceros. foto simón balvís

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

La falta de viento dejó tirada a la flota en Ribeira