Los grupos del Grumir de la comarca apagaron más de veinte incendios

la voz

«Non damos feito». Así se expresaba un trabajador de un equipo del Grumir de Noia, y no le falta razón. Durante la jornada de ayer, los tres grupos existentes en la comarca tuvieron más de veinte salidas para sofocar otros tantos incendios forestales. Y aunque la mayoría de los sucesos no fueron muy importantes, hubo algunos en los que la superficie quemada superó la hectárea.

El equipo de extinción de Noia tuvo un día bastante movido. Estuvieron en dos fuegos registrados en Boiro, en otro en el monte de Tállara y también en Miñortos, en Porto do Son.

La actividad también fue frenética para los miembros del Grumir boirense. Antes de las nueve de la mañana ya estaban en Landeiras, en Bealo, donde se quemaron más de 200 metros cuadrados de monte. En el lugar les ayudó una motobomba de la Xunta.

Helicópteros

Uno de los más grandes que tuvieron en la jornada de ayer fue el que se produjo en Xián, también en la parroquia de Bealo. Empezaron trabajar a las once y media y remataron cuarto horas después, allí se quemaron casi dos hectáreas. Por la tarde se desplazaron al monte Deira-Pedroso donde estuvieron más de cuarto horas sofocando las llamas en una superficie de más de cinco mil metros cuadrados. En ambos lugares colaboraron los helicópteros de la Xunta.

Los que no pararon ni un momento fueron los trabajadores del grupo de intervención rápida de Ribeira. Y es que contabilizaron más de diez salidas durante la jornada de ayer.

La primera la tuvieron el jueves a las diez de la noche al tener conocimiento de un siniestros en el lugar de A Graña. Aún no habían rematado cuando fueron reclamados para acudir hasta Laxes, en Carreira, donde permanecieron más de una hora.

A Graña y Palmeira

Poco antes de las doce de la noche fueron a Palmeira para apagar las llamas en O Grañal. A la una de la madrugada de ayer regresaron a A Graña y a continuación vuelta a Palmeira, en esta ocasión para luchar contra el fuego detrás del colegio. También se desplazaron a la parroquia de Oleiros en el día de ayer y colaboraron con sus compañeros de Boiro en la extinción de Bealo.

Por la tarde, intervinieron en un incendio ocurrido en la parroquia de Xuño y sofocaron las llamas que había en el monte Curotiña.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Los grupos del Grumir de la comarca apagaron más de veinte incendios