El maíz se ve amenazado por la falta de agua


Si bien los agricultores de la comarca han disfrutado de un tiempo excepcional para realizar las tareas de ensilado de la hierba y siembra del maíz, la falta de lluvias empieza a resultar preocupante para este último cultivo. Si las precipitaciones no llegan, el crecimiento de la gramínea puede verse muy mermado e, incluso, podrían secarse aquellas variedades menos resistentes al calor. El fuerte viento del norte, unido a las altas temperaturas, también limita el rebrote de las praderías. foto alvite

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

El maíz se ve amenazado por la falta de agua