Cuatro ayuntamientos recaudan menos del 50% de sus gastos

Ana Gerpe Varela
A. Gerpe RIBEIRA / LA VOZ

BARBANZA

Rianxo, Boiro y Noia son los que menos dependen de otras Administraciones para sufragar servicios básicos

10 abr 2011 . Actualizado a las 06:00 h.

Ninguno de los ayuntamientos de la comarca recauda, de las tasas e impuestos que cobra, lo suficiente para sufragar los gastos derivados de la prestación de servicios básicos y pagar las nóminas de los empleados municipales. Así se desprende de un informe elaborado por el Ministerio de Economía, que toma como referencia los datos presupuestarios del 2010. Según este análisis, los que mayor dependencia tienen de las transferencias procedentes de otras Administraciones son Carnota, Lousame, Mazaricos y Outes. Los ingresos que obtienen de forma propia no llegan al 50% de las obligaciones a las que deben hacer frente, como recogida de basura, saneamiento o servicios sociales, entre otros conceptos.

Carnota y Lousame, por ejemplo, solo generan 32 y 33 euros, respectivamente, por cada 100 que deben gastar. Outes obtuvo el año pasado 1,3 millones de euros por el cobro de tributos, pero tuvo que desembolsar 3,1 en concepto de gastos.

Situación intermedia

Muros se encuentra en la barrera del 57% en lo que respecta al índice de cobertura de sus necesidades habituales, mientras que A Pobra, Porto do Son y Ribeira ocupan un lugar intermedio. En estos tres ayuntamientos, las arcas locales reciben entre un 64 y un 67% para costear las prestaciones que son responsabilidad suya.

La espectacular caída de los ingresos en algunos concellos, debido principalmente al desplome del sector de la construcción, y el aumento de las competencias ha propiciado que el desequilibrio se haya agudizado. En este sentido, el mandatario de Outes, Carlos López Crespo, señala: «Nós temos moitos gastos porque asumimos competencias de outras Administracións».

Crespo va más allá y señala que las entidades locales deben recibir el dinero suficiente para afrontar las prestaciones que se han visto obligadas a asumir e indica: «A solución pasa pola fusión dos concellos, polo menos no ámbito administrativo».

Sin llegar a ser viables financieramente, Rianxo, Boiro y Noia son, en el conjunto barbanzano, los que se encuentran en mejor situación. Con lo que recaudan tienen un índice de cobertura del gasto que supera el 70%. De los tres, el que menos dependencia tiene es el rianxeiro, que logra ingresar, al margen de las transferencias de otras Administraciones, hasta un 79% para hacer frente a las prestaciones básicas.

En el caso boirense, el capítulo de personal se lleva una buena parte del dinero que obtiene el Concello. Sin embargo, la edila de Facenda, Dores Torrado, recuerda que ningún servicio está privatizado. Únicamente en el área de Servizos Sociais hay un contrato, por importe de 200.000 euros, para la atención a domicilio.

Precios más ajustados

A modo de ejemplo, Dores Torrado indica que el párking subterráneo de Boiro no podría tener unos precios tan bajos si de su mantenimiento se encargase una empresa: «Cando unha prestación se privatiza, a empresa ten que obter un beneficio. A ventaxa que eu atopo a un sistema de xestión netamente municipal coma o noso é que podes ter un prezo máis axeitado».