Solo el Partido Popular defiende en Porto do Son las jaulas de salmón

Los vecinos de A Richoliña, en Portosín, protestaron en el pleno por la construcción de un muro que corta un camino


Noia / LA VOZ

La inmediatez de las elecciones municipales, es algo que además de notarse en el día a día de la vida municipal sonense, también se respira ya en las sesiones plenarias. Un ejemplo fue el pleno ordinario de marzo, que tuvo lugar en la noche del viernes. El orden del día no incluía demasiados puntos, aunque los que había sí que dieron para prolongados debates. Un ejemplo fue el que hacía mención a las polémicas jaulas para la cría de salmón en la ría de Muros-Noia. Aquí, las posturas fueron dos. Por una parte, los populares, con su portavoz al frente, Manuel Tomé, se mostraron a favor de esta iniciativa, defendiendo la postura de la Xunta con un único argumento: «Aínda estamos esperando a que apareza o primeiro informe que diga que isto vai ser nocivo para a ría».

Mientras, el resto de partidos que integran la corporación, se mostraron en contra y manifestaron su apoyo al sector marinero de la comarca, que esta semana se movilizó en Santiago contra las polémicas jaulas de salmón. Por una parte, el BNG, a través de la teniente de alcalde, Ánxela Franco, recordó a los populares que en el 2009 habían rechazado las jaulas para su instalación en la ría de Arousa.

Además, la misma Franco añadió que la ría genera miles de puestos de trabajo en todos los municipios que la rodean, y comparó esta situación con los cerca de 300 que pueden generar las jaulas, concluyendo su discurso de la siguiente forma: «Se as gaiolas contaminan e nos fan perder todos eses traballos, a iniciativa non é rendible, xa que o único que gañamos son poucos postos de traballo e aínda por enriba as ganancias serán para unha empresa estranxeira ».

Mientras, los independientes, hablaron a través del edil Gonzalo Pérez, que además conoce la situación por su condición de armador: «Cando veu o chapapote fomos nós os que nos contaminamos para limpar a ría e agora queren vir de fóra outra vez para volver a ensuciarnos o noso pan».

La aprobación del contrato de obras para la construcción de la casa de cultura de Xuño fue otro de los puntos que se incluía en el orden del día, siendo aprobado con los votos del equipo de gobierno y el rechazo del PP y los ediles independientes.

Intervenciones vecinales

Fue en el apartado de ruegos y preguntas en donde los vecinos de A Richoliña manifestaron su malestar a la corporación por lo que consideran una obra ilegal. Se trata de un muro que según desvelaron se está construyendo sin licencia y en medio de un camino, cortando el paso a los residentes. Sobre esto, el ejecutivo local aseguró que está elaborando el informe, pero no desveló cuando estará terminado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Solo el Partido Popular defiende en Porto do Son las jaulas de salmón