Informes internacionales avalan el cultivo de salmón en la ría

Los especialistas analizaron y estudiaron numerosos trabajos técnicos


ribeira / la voz

Es un tema de actualidad que tiene seguidores y detractores. Las jaulas de salmón que la Xunta autorizó en Muros provocaron un enfrentamiento entre marineros y pescadores y quienes apuestan por la acuicultura, incluida la Administración. El Clúster de la Acuicultura de Galicia realizó un estudio sobre el tema y en su conclusión afirma que después de revisar las alegaciones, los datos de la empresa y hacer una revisión «bibliográfica, se concluye que no se encuentra ningún análisis o estudio científico que pueda avalar que el cultivo de esta especie en Muros pueda perjudicar el medio ambiente, haciendo incompatible el desarrollo de otras actividades vinculadas al mar». Los trabajos fueron realizados en diversos países.

Los técnicos del Clúster del Centro Tecnológico Gallego de Acuicultura, a petición de la Consellería do Mar, elaboraron un informe de la evaluación de las alegaciones presentadas por las cofradías de Muros-Noia, así como por diversas organizaciones de bateeiros sobre el cambio de ubicación de los viveros experimentales dedicados al cultivo de mejillón.

Para llevar a cabo el estudio, los responsables del trabajo tuvieron en cuenta diversa documentación presentada en el 2008 por la empresa North West Food para el cultivo experimental de jaulas en la ría de Arousa, como el plan de seguimiento, informe de los controles sanitarios de la explotación, estudios hidrodinámicos, así como informes histopatológicos de salmón y mejillón y el resto de alegaciones presentadas.

Factor de riesgo

Los especialistas del Clúster de la Acuicultura de Galicia estudiaron diversos análisis relacionados con la experiencia de la cría de salmón en la ría de Arousa, ente ellos del Instituto de Ciencias Marinas de Andalucía, así como del Laboratorio de Sanidade e Protección Animal y el Centro Técnico Nacional de Conservación de Productos de la Pesca y en los que no se observaron ningún proceso de infecciones de origen bacteriano, parasitario o vírico.

Los técnicos reflejan que todos los informes correspondientes a las muestras analizadas no ofrecen ningún parámetro alterado que se pueda considerar factor de riesgo para el entorno.

Tanto las cofradías como los mejilloneros recalcaron en sus alegaciones que las granjas de peces en cautividad provocan un importante incremento de la materia orgánica por pienso y heces, lo que puede causar «modificaciones de las comunidades bentónicas y eutrofización». También insisten en la posible contaminación por el uso de sustancias químicas y en posibles contagios de patógenos a otras especies.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos

Informes internacionales avalan el cultivo de salmón en la ría