Muros y Carnota tienen el agua más cara y Outes la más barata

Ribeira es el término en el que se abona la mayor cuota por la conexión


Ribeira / la voz

Hacer la colada, ducharse o beber agua del grifo puede ser hasta un 87% más caro dependiendo del municipio en el que se viva. Esta es la diferencia que se registra entre las tasas por suministro que aplica el municipio de Outes -las más bajas de la zona- y las aprobadas por la mancomunidad que forman Muros y Carnota, que pasan por ser las más gravosas para el consumidor. En estos ayuntamientos, una familia de tres miembros con un consumo igual a la media gallega -establecido por el Instituto Nacional de Estadística en 165 litros por habitante y día- pagaría 18,03 euros trimestrales, frente a los 9,60 de un hogar outiense que se encontrase en esa misma situación.

Estas cuantías no incluyen los importes que algunos concellos aplican por el mantenimiento de contadores o acometidas, red de alcantarillado, saneamiento y depuración de aguas residuales. La diferencia entre las tasas que aplican unos ayuntamientos y las fijadas por otros radica en el precio por metro cúbico. Muros y Carnota establecen un canon de 0,406 euros por cada metro cúbico y Outes opta por cobrar una cantidad fija de 3,20 euros mensuales hasta un consumo de 15 metros cúbicos.

Costoso bombeo

El concejal de Obras de Carnota, Manuel Brea, explica que dos son las causas que justifican el elevado precio. Por una parte, son necesarios dos bombeos, uno desde el punto de captación hasta la potabilizadora y otro, de alta presión, desde esta hacia el depósito de cabecera, situado a 300 metros de altura, lo que constituye un importante gasto energético.

Además, todavía se está pagando la inversión efectuada por la concesionaria del servicio para extender las conducciones por todo el territorio. A ambos elementos se une del hecho de que, en Carnota, el número de vecinos conectados a la traída es reducido.

Brea señaló que para moderar el consumo energético, la firma que se encarga del mantenimiento ha propuesto cambiar el punto de captación.

El servicio no es más económico para los noieses. Estos no soportan una tasa demasiado elevada por el consumo, 22 céntimos semestrales hasta los 20 metros cúbicos. Ahora bien, deben pagar 13 euros cada medio año por abono al servicio.

Rianxo, Ribeira y A Pobra también están en el grupo de municipios cuyas ordenanzas por suministro de agua potable establecen unos importes más elevados por metro cúbico consumido. A los rianxeiros se les cobra 0,356 euros por cada mil litros, mientras que los ribeirenses deben abonar 0,321 y los pobrenses 0,337.

Boiro aplica unas tasas similares a las de Mazaricos. Es decir, 0,26 euros por metro cúbico hasta un total de 30 trimestrales.

Diferencias en las acometidas

Si las diferencias en concepto de consumo son notables, no lo son menos los importes que los municipios exigen por enganche o acometida a la red general. En este apartado, Ribeira es el municipio donde más dinero cuesta dar de alta una conexión, 346,05 euros, y Porto do Son es el que menos cobra, 60.

Las ordenanzas también establecen particularidades, como la que prohíbe usar agua municipal para riego, en Porto do Son; la que establece una exención del 50% de la cuota a las familias numerosas de A Pobra que no superen un determinado tope de ingresos o, en Noia, la que relaciona el precio por hora de las máquinas que se pueden usar para trabajos en la traída.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Muros y Carnota tienen el agua más cara y Outes la más barata