El erizo volverá a las lonjas de Muros-Noia

la voz

Las lonjas de Muros y Porto do Son volverán a comercializar erizo después de varios años en que el equinodermo no podía cogerse debido a que corría el riesgo de desaparición. Este año, aunque los pósitos de Porto do Son y Portosín pretendían que se esperase una campaña más, y a petición de Muros, la Consellería do Mar autorizó su extracción pero con algunas restricciones para evitar la sobreexplotación.

El patrón mayor de Porto do Son, Tomás Fajardo, comentó que el regreso a esta actividad es inminente pues tan solo faltan unos trámites administrativos como es que Capitanía Marítima apruebe el plan de seguridad para los marineros que se dedican a esta actividad. Tan pronto como dispongan de la documentación necesaria, comenzará a extraer el recurso.

Plan de seguridad

La talla mínima del equinodermo para los profesionales de las cofradías sonenses y de Muros también es diferente, pues no podrán coger piezas inferiores a seis milímetros, mientras que el normal es de cinco. Los marineros que se dedican a esta actividad utilizan aire comprimido que es suministrado desde la superficie.

Tomás Fajardo comentó que si todo transcurre como esperan, los productores de erizo volverán a la actividad en las próximas semanas, tan pronto como esté solucionado el plan de seguridad. Los lugares de venta son las lonjas de Porto do Son y Muros y normalmente, el precio de esta especie ya está apalabrado de antemano. Este año, la cotización mínima quedó fijada en 2,5 euros el kilo.

La extracción de equinodermo es un excelente complemento para los marineros que tienen permiso de explotación para este recurso, pues así se diversifica la actividad extractiva y hay menos presión en otras artes de pesca en la ría.

Los colectivos de Porto do Son y Portosín eran partidarios de que este año todavía se dejase descansar esta especie con la finalidad de que su recuperación fuese total. Sin embargo, los técnicos informaron que se podía coger alguno pero con condiciones. Por eso, los marineros de Muros optaron por solicitar su apertura, por lo que sus compañeros de la localidad sonense también acordaron sumarse a los trabajos.

Los técnicos de la Xunta aconsejaron abrir la campaña de esta especie pero con unas condiciones especiales. Según Tomás Fajardo, ellos solo disponen de 40 días de trabajo, mientras que hay otros planes conjuntos en los que les concedieron 60 jornadas. Por otra parte, es de reseñar que los profesionales de la ría de Muros-Noia tendrán un tope diario de 60 kilos, cuando en otros lugares es de 100.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

El erizo volverá a las lonjas de Muros-Noia