Ribeira y Rianxo son los sitios donde mejor se vendió la lotería del Niño


ribeira/la voz.

Eso de que cada uno habla de la feria según le fue en ella bien podía aplicarse a lo que pasa con la venta de lotería en la comarca. Hay administraciones que aseguran que jamás despacharon tantos décimos para el sorteo del Niño como en esta ocasión -hablaban así desde la rianxeira Mexillón de Ouro- y otras que se quejan porque las ventas o ser mantuvieron a duras penas o directamente decrecieron -por ejemplo, así lo indicaban desde Boiro o Noia-. Difícil es concluir, por tanto, si, en el conjunto comarcal, subió o bajó la demanda de lotería de Reyes, lo que sí parece claro es que en los dos sitios donde mejor funcionó la demanda fueron Ribeira y Rianxo.

En Ribeira, por cuestión de población, es lógico que se venda más lotería que en otros municipios de la zona. Al preguntar, por ejemplo, en la administración La Fortuna por cómo habían ido las cosas, su responsable contestaba: «A nós foinos bastante ben, está habendo xente continuamente e non nos podemos queixar». La razón no se la quitaban desde la administración Número 2 de Santa Uxía: «Vamos más o menos bien, hay que hacer números, pero bien. Hay que tener en cuenta que en Navidad dimos bastantes pedreas, y eso ayuda. Además, algunos de esos premios fueron para asociaciones, por lo que estuvieron muy repartidos».

El sitio de la suerte

El caso de Rianxo es singular. Los loteros aseguran que las ventas fueron muy bien, y asocian el tirón de los juegos de fortuna en la patria de Castelao con el hecho de que en los últimos años se dieran premios de relieve. No en vano, en el 2003 cayó ahí el gordo de Navidad. Sea por eso o por otra cuestión, desde el Mexillón de Ouro afirmaban: «Nunca vendimos tanto para el Niño como esta vez, un 25 o un 30% más, la verdad es que estamos muy contentos». También desde el establecimiento de lotería que hay en Taragoña hablaban en términos similares: «Bastante ben, un pouco mellor que o ano pasado, a ver se agora hai sorte e caen premios, que iso é o que axuda á xente a mercar para os anos seguintes».

En todo caso, desde las administraciones enfatizan que el sorteo rey del año continúa siendo el del 22 de diciembre, y que su efecto ni de lejos puede compararse con el del Niño. Eso sí, hay gente que tiene la costumbre de canjear el dinero de las terminaciones o pedreas de los décimos de Navidad por lotería para Reyes. Esta mañana se sabrá si esa ansia de los barbanzanos por comprar participaciones se ve recompensada. Con poco que toque, el sorteo será mejor que el navideño. No en vano, en esta ocasión, la suerte esquivó la comarca y solamente se repartieron terminaciones y pedreas, nada de premios.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Ribeira y Rianxo son los sitios donde mejor se vendió la lotería del Niño