Las seis campañas comerciales de Navidad aglutinan a quinientos negocios


ribeira/la voz.

El comercio tradicional atraviesa un mal momento y desde las asociaciones de empresarios y ayuntamientos se ha echado un cabo para contribuir a minimizar el duro impacto de la crisis. La Navidad es una época en la que el consumo ciudadano aumenta: comidas en familia, regalos o citas que invitan a acudir elegantemente vestido son algunos de los motivos que llevan a los vecinos a dirigirse a los comercios. Para evitar que sus adquisiciones las realicen fuera de la comarca se han puesto en marcha seis campañas de Navidad y la implicación por parte de los comercios ha sido muy elevada porque medio millar se han adherido.

Desde las patronales se destaca la buena acogida que han tenido las iniciativas promocionales propuestas, que se organizaron en un tiempo récord, después de que, a mediados de noviembre, la Federación de Empresarios do Barbanza decidiese, en una reunión de socios, suspender la tradicional campaña comercial debido a las limitaciones económicas existentes.

Fue entonces cuando las patronales pusieron su maquinaria en marcha para impulsar las ventas en los negocios tradicionales incentivando a los clientes con suculentos regalos. Después del trabajo realizado por las entidades empresariales para conseguir financiación, tanto con fondos propios como por medio de patrocinadores, se han logrado lanzar seis propuestas en las que, en conjunto, se ofrecen más de sesenta mil euros en premios.

Miles de rifas

Desde el pasado fin de semana, la totalidad de las iniciativas comerciales ya están completamente operativas y se han distribuido entre los negocios participantes miles de rifas, que los clientes han empezado a recibir por cada cinco euros de compra efectuados.

Salvo en el caso sonense, el modelo elegido es similar al que se empleaba con la FEB. Es decir, se sortearán vales de compra, con sueldos incluidos. Algunos directivos de las entidades señalaron que la rapidez con la que han tenido que actuar imposibilitó la introducción de cambios en el modelo tradicional.

Las patronales que más dinero van a destinar a regalos son las de Ribeira, Noia y Porto do Son. En cada una de ellas se distribuirán 15.000 euros en premios.

En el caso sonense, el importe definitivo todavía no está cerrado, como explicaba ayer su presidente, Luis Oujo, porque aún no se ha completado la recogida de artículos que aporta cada uno de los establecimientos participantes. Sin embargo, Oujo realiza el cálculo ateniéndose al valor de los productos que los locales donaron hace un año, cuando la patronal realizó, también por su cuenta, una promoción similar.

Cabe señalar que la realización de estas campañas supone, en esta ocasión, un gasto extraordinario para las asociaciones de empresarios que han decidido lanzarlas. Cuando las iniciativas se desarrollaban bajo el paraguas de la FEB, esta corría con los gastos de cartelería, difusión de la campaña, declaración de los impuestos derivados de los premios y la impresión de las rifas. A cada entidad le tocaba abonar el importe correspondiente a los premios que iba a dar.

Pese a que el desembolso económico va a ser mayor, las agrupaciones han decidido mantener el nivel de regalos de años precedentes con el propósito de animar a los vecinos de la comarca a efectuar sus compras navideñas en las tiendas de la localidad.

En muchos lugares no solo intervienen los comercios, sino que también se han involucrado locales hosteleros.

A pesar de que todavía es pronto para hacer balance, desde las entidades se indica que la propuesta avanza a buen ritmo, aunque las jornadas más fuertes en ventas aún no han llegado, y se confía en alcanzar los niveles del pasado año.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Las seis campañas comerciales de Navidad aglutinan a quinientos negocios