Gladys Bermúdez acusa al presidente de la patronal de A Pobra de torpedear los intereses de la FEB


Ribeira/La voz.

A la presidenta de la Federación de Empresarios do Barbanza (FEB), Gladys Bermúdez, no le duelen prendas a la hora de acusar al presidente de la patronal de A Pobra, Manuel Tomé, de ser el instigador que quiere verla fuera del cargo y, al mismo tiempo, de torpedear y perjudicar los intereses de la entidad.

Bermúdez indicó que, casi con toda probabilidad, convocará una asamblea para la semana próxima en la que pondrá su cargo a disposición de los directivos con la finalidad de que «sexan eles os que tomen a decisión que crean máis conveniente». Tomé pidió la semana pasada su dimisión, pero la presidenta quiere someterse a una moción de confianza.

La intención de la responsable del colectivo empresarial de Barbanza es que a la cita acudan todos los integrantes de la entidad, pues «hai xente que ten que atender as súas empresas e non pode ir. Por iso, a reunión vaise celebrar cando estean todos dispoñibles, excepto eses tres ou catro que non teñen que facer e van sempre».

En la asamblea, y según la presidenta, volverán a poner en conocimiento de los asistentes las cuentas, ya que Manuel Tomé «está poñendo en dúbida a miña xestión na FEB e está dando unhas contas que non se axustan á realidade», subrayó.

Y es que Gladys Bermúdez lo tiene claro: «O que quere Tomé é estar no sitio que ocupo eu agora. Leva tres anos machucándome viva e está exercendo unha oposición destrutiva desde que perdeu as eleccións». Por último, acusó a los opositores a su gestión de «non traer nada positivo e opoñerse sempre a todo».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Gladys Bermúdez acusa al presidente de la patronal de A Pobra de torpedear los intereses de la FEB