La escasez de nécora en Barbanza provoca que su cotización llegue a los 30 euros el kilogramo


ribeira/la voz.

Cuando un producto es bueno y de calidad, siempre tiene salida. Y más aún cuando hay poco. Precisamente es lo que está pasando en las últimas semanas con la nécora. Este crustáceo se está pagando el más caro a treinta euros el kilo, una cifra calificada por los marineros como de muy buena.

Un armador de artes menores de Portosín señaló que en las últimas dos semanas la mayor parte de la flota artesanal permaneció amarrada a puerto debido al mal tiempo. Esta situación provocó que hubiese escasez de pescados y mariscos en los mercados gallegos, por lo que el precio e algunas especies sufrió importantes subidas.

Este es el caso de la nécora. Un marinero sonense comentó al respecto que hay poca y la demanda es bastante alta en estas fechas. Además, la mediana se está pagando sobre los veinte euros el kilo y la pequeña ronda los doce. También favorece a esta situación que el crustáceo está «en moi boas condicións». Por último, también es de reseñar el buen momento que está atravesando el camarón, pues el más caro alcanzó estos días los ochenta euros, mientras que el de tamaño mediano ronda los 40.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La escasez de nécora en Barbanza provoca que su cotización llegue a los 30 euros el kilogramo