Seis de los nueve destacamentos de la Policía Local tienen agentes de baja

Las bases de los términos A Pobra, Boiro y Noia son las que cuentan con mayor número de ausentes


ribeira/la voz.

De los nueve destacamentos de Policía Local que hay en la comarca, seis tienen agentes de baja. En la actualidad, del centenar de profesionales que desarrollan su actividad en Barbanza, 17 no ejercen por motivos de salud. Además, hay otros cuatro que están de vacaciones y una cifra similar que se encuentra en la academia en período de formación. En total, 25 miembros fuera de servicio.

Las bases más afectadas por esta situación son las de los municipios de Boiro, con nueve policías que actualmente no trabajan; A Pobra, con cuatro; y Noia, con tres. En este momento, Carnota y Rianxo son los únicos destacamentos que tienen operativos a todos sus integrantes.

Además, la cifra de personas no disponibles aumentará con el inicio del mes de noviembre, dado que, según los cuadrantes anuales, está previsto que los profesionales cojan los días de vacaciones que todavía tienen pendientes.

La ausencia de un número tan elevado de personas en un cuerpo que tiene sus plantillas muy ajustadas en la totalidad de los municipios hace que la situación sea especialmente delicada y que resulte imposible cuadrar los turnos de trabajo para realizar guardias de 24 horas durante toda la semana.

Guardias

De hecho, en media docena de destacamentos no es posible efectuar el servicio de manera ininterrumpida. El último en sumarse a la lista ha sido el de A Pobra. Concluido el trabajo de los auxiliares, que se prorrogó un mes, el personal disponible no puede estar de manera continuada y se ha decidido suprimir algunos servicios. Eso sí, los de los fines de semana se mantienen. Lo mismo sucede en Muros, donde siempre se presta atención completa los sábados y domingos, especialmente por las noches.

Más delicada es la situación en Outes y Porto do Son. Cada uno de estos concellos cuenta con plantillas formadas por cuatro agentes. En ambos se da la misma situación, dos están de baja y otros dos, de vacaciones. Solo con un par de agentes es imposible prestar un servicio continuado, con lo que no queda más remedio que derivar las emergencias nocturnas a la Guardia Civil.

Durante el día, los profesionales se relevan para hacer los turnos de mañana y tarde. Los sábados y domingos trabaja una persona.

En ambos casos los agentes disponen de teléfonos móviles, lo que les permite en el caso de recibir una llamada durante la noche, valorar la situación y determinar si se acude al lugar o se insta a otros servicios de emergencia a encargarse de la situación.

La falta de personal motiva que cada destacamento se organice de una manera para que los profesionales puedan descansar y, al mismo tiempo, atender las necesidades que se plantean.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Seis de los nueve destacamentos de la Policía Local tienen agentes de baja