Las corporaciones noiesa y sonense aprobaron la moción presentada por los trabajadores


Con el precedente que sentó el Concello de Ames el pasado jueves en su pleno al no incluir en el orden del día el problema que afecta a la explotación de Servia, las corporaciones de Noia y Porto do Son prefirieron seguir los pasos dados también el jueves en el pleno muradano y mostrar su respaldo unánime a la planta de residuos de Serra do Barbanza.

En el caso de Noia, y con la ausencia del alcalde por su visita al Ministerio de Medio Ambiente, los tres partidos acordaron en una reunión previa de portavoces solicitada por el BNG, incluir finalmente la petición de compromiso remitida por los trabajadores de la planta. Una vez votada y aprobada por unanimidad, los empleados presentes en el salón noble lo agradecieron con un aplauso.

En Porto do Son la iniciativa de los trabajadores también recibió el apoyo unánime de la corporación, aunque no sin que previamente se originase un debate y un cruce de acusaciones sobre el desastre que, en opinión del Partido Popular, fueron las gestiones previas a la puesta en marcha de la planta y los intentos de los populares por dinamitarla, según el PSOE.

Además, el grupo conservador intentó agregar unas enmiendas, rechazas porque «non aportan nada novo».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Las corporaciones noiesa y sonense aprobaron la moción presentada por los trabajadores