La campaña de Noia arranca con más de 1.600 mariscadores en los arenales


ribeira/la voz.

Los rastros preparados, las lanchas a punto, y las lonjas de Testal y O Freixo listas para recibir mañana a más de 1.600 productores de toda la ría que iniciarán la campaña extractiva más importante de Galicia. Este año se hizo de rogar, pues los dirigentes del pósito noiés trataron de retrasarla lo máximo posible debido a que el berberecho era bastante pequeño, por lo que se optó por esperar un poco con la finalidad de conseguir un mejor precio.

Pero las economías de la mayoría de los profesionales que viven de esta actividad ya comenzaban a resentirse porque muchos de ellos no tienen ingresos desde marzo, cuando remató la temporada anterior. Hacer frente a créditos, hipotecas y gastos diarios no es nada fácil para cientos de familias cuyos ingresos dependen única y exclusivamente de esta actividad.

Muchos esperan como agua de mayo la apertura para hacer frente a los compromisos económicos. «Cando hai marisqueo, hai vida no pobo», recalcaba un productor.

Y razones no le faltan. El marisqueo es la principal actividad económica de la localidad y genera importantes ingresos y, al mismo tiempo, mueve dinero en los comercios de la villa.

Concesiones

El patrón mayor, Santiago Cruz, comentó que intentaron atrasar su apertura todo lo que pudieron porque el berberecho que hay en las concesiones no es muy grande, por lo que optaron por dejarlo crecer algo más y conseguir un mejor precio.

Los productores podrán poner en los muelles de Testal y O Freixo todos los días 25 kilos de berberecho, los de a pie, y 40 los de a flote. También cuentan con 10 kilos cada uno para las diferentes especies de almeja.

Una de las novedades de esta edición es, según el dirigente de la entidad, la separación de las varillas de los rastros, que deberán contar con un espacio de veinte milímetros con la intención de dejar el marisco más pequeño en el agua.

Santiago Cruz destacó que el poder adquisitivo de los productores bajó en los últimos años alrededor de un 20% debido a la depreciación del marisco. Según indicó: «Os prezos caeron bastante nos últimos anos dende que se detectou a crise». Otro de los motivos que repercutió negativamente en la economía de los mariscadores es la importación de producto foráneo.

Precios

Desde el pósito noiés indicaron que las cotizaciones marcarán el desarrollo de la campaña. En este sentido, Cruz comentó que «se os prezos acompañan, será boa, e iso marcará a actividade», subrayó.

Las zonas que se abrirán para los mariscadores de a pie son A Misela, Broña, Boa Grande A Mixilloeira.

Los barcos podrán poner rumbo hacia los bancos de A Misela, o Freixo O Taboleiro. Estos no podrán iniciar la actividad antes de las nueve de la mañana y deberán estar en tierra a las once. Eso sí, pueden estar a las 8.30 horas en la zona de trabajo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

La campaña de Noia arranca con más de 1.600 mariscadores en los arenales