Siete aldeas se implican en la organización de esta cita, con una comisión distinta para cada jornada


Para dar forma a un programa de fiestas tan completo y, sobre todo, con tanta duración, es necesario el trabajo de un gran equipo y la implicación de todos los vecinos de la parroquia. Son siete aldeas las que se encargan de planificar las fiestas del San Roquiño de Tállara, porque cada jornada de festejos la organiza una comisión distinta.

Del día de hoy se encarga una comisión que la forman las aldeas de Vilar y Merelle. La jornada de mañana está planificada por la aldea de Carantoña, de los actos del martes se encargan en el lugar de Pousada, del miércoles Marracín, el jueves Cernande, y el viernes de nuevo Marracín.

«Sempre organizan as festas as mesmas aldeas, e iso crea unha pequena rivalidade sa, por ver que orquestras contrata cada un, e o que está claro é que os veciños fan un esforzo económico moi importante. Ninguén sabe cando comezou esta tradición, nin sequera os máis vellos do lugar, pero todos os anos respéctase», comentó Antonio García, presidente de la comisión de fiestas de Pousada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Siete aldeas se implican en la organización de esta cita, con una comisión distinta para cada jornada