El gobierno aprobó la compra del pazo de Goiáns en un día que calificó de «histórico»


ribeira/la voz.

Para el gobierno local de Boiro, el viernes fue «un día histórico», tal y como afirmaron el teniente de alcalde, Juan Jesús Ares, y el concejal de Urbanismo, Xoán León. Fue en el transcurso del pleno extraordinario en el que se aprobó el expediente de compraventa del pazo de Goiáns. El PP y el edil Luis González Maceiras se abstuvieron, mientras que ICB votó en contra. Una vez dado este paso, está previsto que dentro de unos días se firme el convenio con los propietarios de las instalaciones, Cecosa Hipermercados.

El alcalde, Xosé Deira, no pudo ocultar su satisfacción por aprobar este punto, que supone un paso más para lograr que el pazo de Goiáns sea público, algo que siempre defendieron los nacionalistas y los socialistas. «Sempre oín con moito desgusto que Boiro non tiña historia. Descoñecémola, pero adquirindo sitios históricos recuperaremos o pasado de Boiro. Estou seguro de que entre todos faremos do pazo de Goiáns un ben para todos», explicó Deira.

León también defendió la gestión que hizo el BNG para lograr del Estado los cuatro millones de euros necesarios para la compra del pazo y de la finca, que tiene una extensión de más de 120.000 metros cuadrados: «Creo que é unha das subvencións máis importantes a nivel estatal que recibe un Concello destas características». Ares apuntó que con esta decisión logran un objetivo prioritario: «Quedará para as xeracións futuras», y añadió que «nunca tan ben se investiu o diñeiro público».

En cuanto al uso que se le dará, Deira dijo que será un centro de exposiciones y actos culturales y un jardín botánico. Según el edil de Urbanismo, ya están buscando subvenciones: se acondicionará la entrada, se hará una reordenación forestal, habilitarán un área de ocio, arreglarán el exterior del edificio y luego el interior. Desde el gobierno explican que unos 56.000 metros cuadrados son de suelo rústico, y de esos, unos 16.000 son edificables. «Esa edificabilidade poderémola trasladar a outra zona», apuntó León. Pero Ares también dijo que una parte podría servir en un futuro para usos hosteleros.

Cálculos de los populares

A este respecto, el portavoz del PP, Juan José Dieste, se mostró escéptico: «Pasarán moitos anos ata que se vexan os resultados». El edil popular manifestó su cautela pues, si bien la compra se hace con dinero del Estado, explica que restaurar y mantener las instalaciones será una gran carga para el Concello. «Hai moito que facer aí. Nós fixemos un cálculo aproximado, de canto lles podería supoñer aos veciños de Boiro e, amortizándoo a 40 anos, serían uns 60 euros de suba dos impostos por familia», explicó.

En cuanto a la solicitud que hizo el portavoz de ICB, Manuel Velo, para pedir la expropiación del pazo en lugar de la compra, ningún partido la apoyó. «Aforraríase moito diñeiro, que poderían investir na restauración», explica Velo. El popular Fernando García Diéguez, comentó que para eso tiene que demostrarse su interés social o utilidad pública, algo que dice no ocurrir en este caso. Por su parte, León explicó que no tiene sentido que el Concello asuma una expropiación cuando el Estado les da el dinero para comprarlo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

El gobierno aprobó la compra del pazo de Goiáns en un día que calificó de «histórico»