Nava Castro apuesta por crear un sello de calidad para la artesanía naval

Jose Manuel Jamardo Castro
J. M. Jamardo RIBEIRA/LA VOZ.

BARBANZA

23 jul 2010 . Actualizado a las 02:00 h.

La carpintería de ribera es una actividad artesanal clave para el mantenimiento y la recuperación de las embarcaciones tradicionales, así como para el desarrollo de un sector con excelentes perspectivas de futuro gracias a las nuevas tecnologías y a los nuevos usos, según comentó ayer la directora xeral de Comercio, Nava Castro, durante el acto de botadura de una embarcación en Boiro. La representante de la Xunta destacó que la Consellería de Economía e Industria está trabajando con el colectivo con la finalidad de crear un sello de calidad específico para esta actividad.

Nava Castro presidió los actos de la botadura del Novo Irmáns González , una embarcación auxiliar de acuicultura, cuyo propietario es de A Illa de Arousa, de 20 metros de eslora, 6 de manga y 1,9 de puntal y que fue realizada en el taller artesanal Astaleiros Triñanes.

El barco fue construido a través «dos saberes ancestrais dos carpinteiros de ribeira e da aplicación de novas tecnoloxías a esta actividade artesanal de longa tradición en Galicia», según apuntó la directora xeral.