Aguas fecales salen a la calle en Portosín debido a las deficiencias en la red de alcantarillado


ribeira/La Voz.

Desde el pasado miércoles, el ejecutivo sonense intenta resolver un problema en la red de alcantarillado que provoca que las aguas fecales salgan a la calle. La responsable de Obras, Ánxela Franco, arremetió ayer contra Portos de Galicia porque, según explicó, el viernes, al ver que resultaba imposible desatascar las tuberías, solicitó permiso para romper un tramo de acera y acabar con las emanaciones de líquido.

La teniente de alcalde manifestó que Portos «o único que fixo foi mandar a unha empresa que xa estivera o xoves, contratada polo concello, intentando arranxar o problema. O venres regresaron e botaron ata as doce da noite sen conseguir nada».

El Concello volvió a llamar ayer a una compañía para que, con un camión cisterna, intentase eliminar de los conductos la mayor cantidad de agua posible. A las cuatro y media de la tarde empezaron los trabajos, supervisados por Franco.

La responsable de Obras manifestó que las cañerías están atascadas y dijo que es preciso romper la acera porque entre una tapa de alcantarilla y la siguiente hay una distancia de 160 metros: «Cando teñen que ir cada trinta». Según explica, esto impide tener margen de maniobra.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Aguas fecales salen a la calle en Portosín debido a las deficiencias en la red de alcantarillado