La empresa que ejecutó la mejora ya no tiene obligación legal de asumir la reparación


Si desafortunado es que la obra del campo de fútbol de Porto do Son se recepcionase con las tuberías llenas de agujeros, más problemático aún resulta que el descubrimiento de este asunto se hiciese cuando la garantía de los trabajos ya está consumida. Por tanto, y tal y como indicó ayer el concejal Xoán León, la empresa que ejecutó la remodelación no tiene obligación legal alguna de hacer las reparaciones.

De todas formas, este mismo edil enfatizó que está en contacto permanente con la compañía porque «moralmente si nos parece que ten o deber de facer algo». No se descarta, por tanto, que la firma, aunque no sea en su totalidad, sí asuma alguna de las reparaciones necesarias.

Valoraciones

Tanto Xoán Pastor como Ánxela Franco insistieron, con distintas palabras, en el mismo mensaje: «Estase traballando para arranxar o que outros non fixeron ben, este é un exemplo máis da mala xestión do anterior goberno municipal». Luego, el mandatario aludió a que quienes ahora llevan las riendas en el Ayuntamiento gobiernan para todos sin importarles la ideología de los vecinos. «O Concello é de todos, non importa de que partido sexa cada un, creo que con esta obra se demostra que este executivo non está parado».

Franco dijo que «novamente, estamos nunha obra na que non se velou para que se fixese correctamente».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

La empresa que ejecutó la mejora ya no tiene obligación legal de asumir la reparación