La cofradía depende del retorno de las ventas en otras localidades


La mayor parte de los ingresos que entran en la caja del pósito sonense proceden principalmente de los retornos de otros puertos. La campaña marisquera de Noia, en la que participan decenas de barcos sonenses, reporta todos los años entre 3.000 y 5.000 euros.

Los percebeiros de la villa también acuden a vender sus capturas a Ribeira. El patrón mayor indicó que llegaron a un acuerdo con la vendeduría de la cofradía de Santa Uxía que les retorna un 5,5% de las ventas del crustáceo. La entidad pretende que todas las vendedurías que comercializan los productos de O Son le hagan la devolución obligatoria por comercializar sus capturas. Otra fuente de ingresos era el alquiler del frigorífico a la cofradía de Portosín, pero el convenio no se renovó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La cofradía depende del retorno de las ventas en otras localidades