La masiva afluencia a las zonas costeras evidencia problemas de estacionamiento

A.?G.?V.
ribeira/la Voz.

Los principales arenales de la comarca tienen importantes problemas de aparcamiento que, una vez más, quedaron de manifiesto el pasado fin de semana con la masiva afluencia de bañistas a las playas. Situaciones como las vividas en Carnota, A Pobra o Ribeira eran, antaño, más propias de los meses de julio y agosto, pero ahora se producen cada vez que el sol aprieta en los prolegómenos del inicio oficial de la estación veraniega.

Los ayuntamientos son conscientes del problema porque, como reconocen en Carnota, Ribeira y Porto do Son, hay lugares en los que los vehículos invaden parcialmente la carretera y resulta imposible, por ejemplo, el paso de una ambulancia si fuese preciso socorrer a un bañista.

Una de las playas en las que resulta fácil quedarse atrapado es la de O Vilar porque llega un momento en el que cada automovilista deja el turismo como y donde puede. Incluso, fincas de la comunidad de montes de Carreira se convierten en aparcamientos improvisados.

Hace un par de meses, el presidente de la comunidad, Juan Francisco Ramallo, y otros integrantes de la entidad mantuvieron un encuentro con el jefe del servicio de Medio Ambiente, Carlos Muñoz, con quien abordaron la necesidad de habilitar un aparcamiento.

Los comuneros propusieron un terreno colindante con la cafetería de O Vilar que fue descartado por la elevada existencia de roca. Se ofreció otra alternativa y la entidad está a la espera de que los técnicos de la Xunta elaboren un proyecto. Este verano las cosas seguirán como hasta ahora.

Porto do Son

En Porto do Son, el ejecutivo confía en llevar a pleno en breve la cesión del terreno para trasladar el campo de fútbol de As Furnas, según explicó ayer el alcalde, Pastor Rodríguez. En el lugar que ahora ocupa el terreno se habilitará un estacionamiento: «Este ano xa non é posible, pero intentaremos apurar os trámites».

Por lo que respecta a Carnota, el edil Manuel Brea comentó que el ejecutivo acaba de acondicionar un terreno en monte Gulpilleira, a 70 metros de la playa, en el que pueden estacionarse más de un centenar de coches: «Hai que deixar a vía libre para que pase un vehículo de emerxencias. Os turismos non poden estar aparcados na estrada».

Varios concellos recurren a la cesión o alquiler de fincas. En el caso de A Pobra, en vista de la avalancha del pasado fin de semana, el concello intentará adelantar el período de gestión de una parcela situada en Cabío. Tradicionalmente los propietarios se la dejan al Concello a partir de julio, pero Isaac Maceiras va a solicitar que este año sea antes.

Por su parte, en Rianxo también se habilitan terrenos de particulares durante la temporada estival.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

La masiva afluencia a las zonas costeras evidencia problemas de estacionamiento