El repetidor de TDT de A Curota está operativo desde el viernes y cubre al 100% las zonas de sombra de Boiro

La Voz RIBEIRA/LA VOZ.

BARBANZA

23 may 2010 . Actualizado a las 02:00 h.

Habemus televisión es lo que habrán pensado los residentes en la zona del valle del río Coroño cuando el viernes, al fin, comenzaron a recibir sin problemas la señal de Televisión Digital Terrestre (TDT). La puesta en funcionamiento de un repetidor en lo alto de A Curota permitió acabar con las zonas de sombra que, a estas alturas, casi tres meses después del apagón analógico, aún impedían a un buen número de boirenses ver toda la oferta de canales televisivos.

De hecho, los problemas para recibir la señal en núcleos como Comoxo, Mieites, Piñeiro, Pomar do Río, Bermo, Coroño o Teaño no comenzaron con el apagón, sino que los vecinos de esa zona los padecían desde hace años, de modo que, en algunas casas, apenas se veían más que los canales públicos. Así pues, con la puesta en funcionamiento del reemisor, se ha abierto un nuevo horizonte para unos vecinos que, según explicó el teniente de alcalde Juan Jesús Ares, han demostrado tener una gran paciencia. Primero, por los problemas que ya padecían para recibir la señal de televisión analógica y, segundo, por la tardanza en la puesta en marcha del repetidor de A Curota.

De la colocación de este aparato ya se habló antes incluso de la fecha fijada para la desaparición de la televisión analógica, pero su instalación acarreaba algunos problemas.

Estudios técnicos

Según las explicaciones de Ares, antes fue preciso tomar una decisión sobre la implantación de un nuevo repetidor de TDT en A Curota. Inicialmente, estaba previsto colocarlo en Enseño para sustituir al analógico, pero se comprobó que no tendría cobertura suficiente, así que comenzó a barajarse la idea de instalarlo en A Curota, una opción que tenía en su contra la saturación de aparatos electrónicos que hay en la zona y que podría ocasionar interferencias.

Finalmente, los estudios concluyeron que no sería así y finalmente se colocó, aunque con algo de retraso: «Os prazos non se cumpriron como estaba previsto xa que hai dúas semanas que o reemisor debería estar listo, pero os veciños están moi agradecidos porque se lle deu resposta ás súas necesidades», dijo Ares. Aunque buena parte de los vecinos del valle del río Coroño ya ven correctamente la TDT, algunos aún tienen pendiente reorientar las antenas de sus casas para poder recibir la señal digital.

Otros problemas

El entorno del Coroño era el área más afectada por las zonas de sombra, pero no la única en la que había problemas para ver la televisión. También en Cariño se registraban deficiencias que, con la entrada en funcionamiento del reemisor de A Curota, han quedado subsanadas definitivamente.