Los vertederos proliferan en O Son tres meses después de que fuesen retirados


La concienciación con el medio ambiente brilla por su ausencia en Porto do Son. Solo así se entiende lo que está pasando con los vertederos incontrolados. Hace tres meses, cuando el bipartito echó a andar, se encargó a una empresa una batida de limpieza para eliminar un buen número de puntos negros de basura. Solo noventa días después, ayer mismo, hubo que volver a repetir la operación ya que los focos de residuos se habían reproducido como las ratas.

Hasta ayer, que la empresa contratada por el Ayuntamiento empezó a trabajar, viajar por la carretera AC-550 era un auténtico horror. A ambos lados, cada pocos metros y casi siempre al lado de contenedores -que, por cierto, en muchos casos estaban vacíos- había todo tipo de cachivaches y de desperdicios. Desde restos de poda a escombros de obra pasando por un váter o una nevera.

Incógnita

El colmo de los vertederos aparecía a la altura de Nebra. Allí, en un tramo de la carretera vieja, se podían observar más de una decena de televisores totalmente destrozados y una nevera también hecha añicos. ¿Quién pudo tirar todo eso? Al Ayuntamiento le gustaría tener la respuesta para que recayese sobre él o ella todo el peso de la ley. Pero, por ahora, debe conformarse con retirar los vertidos y punto, ya que nada se sabe de este infractor medioambiental.

El concejal nacionalista Xoán León, que se está encargando del asunto de los vertidos, señalaba que, ayer, la empresa contratada se estaba encargando de recoger, sobre todo, la chatarra y los enseres. Hoy harán lo propio con los escombros y demás desperdicios. El Ayuntamiento cree que, en fechas como Semana Santa, cuando a O Son acuden numerosos visitantes, no es de recibo que la carretera AC-550 esté salpicada de puntos de vertidos incontrolados. La firma a la que se le encargó el trabajo pretende erradicar hasta 40 focos de basura.

La falta de concienciación ciudadana tiene difícil explicación. Y es que, tal y como relatan desde el Ayuntamiento, Porto do Son es de esos municipios que cuenta con recogida de voluminosos. Es decir, que es fácil deshacerse de muebles o electrodomésticos viejos. Por otra parte, la proliferación de contenedores es también importante. Y, por si con eso fuese poco, hay que decir que en muchos sitios lucen carteles donde pone «por favor, non botar lixo aquí».

Sin embargo, estos días, esos indicativos estaban, en algunos lugares, rodeados totalmente de desperdicios. Es decir, que no sirvió de mucho que se colocasen en esos lugares. Habrá que ver si de ahora en adelante cambian las cosas o si en unos meses la situación es idéntica.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Los vertederos proliferan en O Son tres meses después de que fuesen retirados