Unas ochenta personas se emplearon para repoblar con frutales el monte de Xuño


Pese a que la lluvia amenazaba con hacer trizas sus planes, los comuneros de Xuño consiguieron ayer su propósito. A media tarde, alrededor de ochenta personas se dirigieron al monte para repoblarlo, sobre todo, con árboles frutales. Plantaron ciruelos, fresnos y cerezos, entre otros ejemplares. Pero, sobre todo, lo que hicieron fue enseñar a los pequeños a cuidar el medio ambiente.

Sí, porque entre la expedición que partió hacia el monte para plantar árboles iban alrededor de 40 muchachos, a los que los comuneros mostraron la cara amable y desagradable del monte. En la parte bonita, vieron cómo pastaba el ganado y las distintas razas de vacas mostrencas que hay. En la parte fea, los comuneros se encargaron de hacerles ver los vertederos que hay en medio de la naturaleza para concienciarles sobre la importancia de no tirar desperdicios en las zonas verdes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Unas ochenta personas se emplearon para repoblar con frutales el monte de Xuño