El gobierno sonense anuncia que la piscina municipal será una realidad en este mandato


Todavía quedan posos de la moción de censura. Los plenos sonenses son un enfrentamiento verbal continuo entre los ediles del PP y los miembros del gobierno formado por PSOE y BNG. Reproches y el «ti máis» siguen candentes entre los concejales de las tres formaciones políticas. A pesar de las diferencias y confrontaciones, también hay algo de tiempo para dedicarlo a cuestiones municipales. En la sesión ordinaria celebrada el viernes se aprobó, con la abstención de los populares y de Xabier Quiñoy, el inicio del proceso para construir la piscina municipal. Ánxela Franco anunció que las obras comenzarán dentro de un mes y será una realidad en este mismo mandato.

Pero esta infraestructura tiene historia. Mucha historia. Salió en el mismo paquete que la de Rianxo, hace varios años. Mientras que los rianxeiros disfrutan de las instalaciones, los sonenses todavía no vieron ni siquiera colocar la primera piedra.

Ánxela Franco, la primera teniente de alcalde, fue muy clara: «Temos garantido o seu financiamento por parte da Deputación. Dentro dun mes comezarán as obras». Incluso fue más allá y añadió que espera que se «converta en realidade neste mesmo mandato».

Acusaciones

La polémica saltó tras la intervención del portavoz popular, Manuel Tomé. Dijo que el equipo de gobierno cambió el proyecto que había hecho el PP para pagar favores a un arquitecto. «Vaise facer unha chambonada e o seu custe superará os dous millóns de euros, porque seguro que alguén ten que coller», subrayó.

Las acusaciones cayeron como una bomba en el seno del PSOE y su portavoz, Ramón Quintáns, tildó de sinvergüenza al ex alcalde y, cuando era reprendido por una edila del PP, le soltó: «Cala, falsificadora de facturas».

Otro asunto que dio para hablar, y mucho, fue la propuesta de la alcaldía de no recurrir la sentencia sobre la unidad de actuación número dos de Portosín, que fue rechazada por caducidad del expediente.

La aprobación de la ordenanza del precio público por la prestación del servicio del hogar provocó un nuevo enfrentamiento entre el bipartito y el PP. La popular Asunción Torres dijo que la ordenanza era necesaria pero recordó que hace cuatro meses ellos la llevaron a pleno y se la rechazaron: «É a mesma que traen agora e podía estar aprobada pero votaron en contra para torpedearnos». Franco dijo que tenía modificaciones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

El gobierno sonense anuncia que la piscina municipal será una realidad en este mandato