Disputa estéril y tediosa sobre el decreto del gallego


Los ediles que acudieron el viernes al pleno se enzarzaron en una disputa estéril y tediosa sobre el decreto del gallego. Fue, con mucho, el punto más largo de la sesión, pues el debate duró casi una hora. El independiente Xabier Quiñoy fue uno de los más coherentes al afirmar que «estamos a perder moito tempo nesto cando temos asuntos máis importantes que resolver para Porto do Son». Reclamó a las fuerzas políticas con representación en el Parlamento un pacto por la educación y que se olvidasen de disputas.

El independiente Gonzalo Pérez fue mucho más directo. Dijo lo que pensaba al respecto: «Creo que temos que falar castelán. Para min, o galego non se vai perder. O que fai falla é saber castelán e inglés. Ademais, nós tan pronto como saímos de aquí, e ao chegar a Noia, xa falamos castelán», subrayó. Por su parte, el popular Manuel Tomé opinaba que había cosas más importantes que debatir.

La propuesta salió adelante con el apoyo del bipartito, la abstención de Xabier Quiñoy y el voto en contra del PP y de Gonzalo Pérez.

Una moción del PP para poner el nombre a 33 calles de la localidad fue rechazada por el PSOE y el BNG. Los populares pretendían que cada concejal eligiese dos nombres. El grupo de gobierno propuso que se crease una comisión de expertos para que señalasen las alternativas.

Por último, se dio el visto bueno a la propuesta presentada por la asociación de empresarios de la localidad que solicita que la autovía de Santiago a Brión tenga continuidad hasta Porto do Son.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Disputa estéril y tediosa sobre el decreto del gallego