El mal tiempo obligó a amarrar a la mayor parte de la flota de artes menores y del cerco


El mal tiempo impidió ayer salir a la mayor parte de la flota de artes menores y del cerco de la comarca de Barbanza. Las zonas más afectadas fueron, una vez más, las localidades de Carnota, Muros y Porto do Son. Eduardo Carreño, patrón mayor de Portosín, indicó que una vez más el tiempo les jugó una mala pasada este invierno pues «non puidemos saír a faenar onte debido ao tempo». Para el dirigente de la localidad sonense, este invierno no está siendo nada bueno para el colectivo, pues «xa son moitos días os que tivemos que amarrar debido ao mal tempo».

Las restricciones a la hora de salir al mar van acompañadas en los últimos meses de la escasez de capturas. El responsable de la entidad marinera de la localidad sonense destacó que el año no está siendo nada bueno para ninguna de las embarcaciones con base en dicho puerto. Desde el pósito de Portosín indicaron que no se espera que el tiempo mejore en la jornada de hoy, por lo que hasta el lunes no volverán a salir a pescar.

Por otra parte, algunas embarcaciones del cerco de Portosín, y ante la escasez de capturas de las últimas semanas, quieren salir estos días para participar en la costera del verdel. El resto de la flota que está apuntada para la costera de la caballa se irá incorporando próximamente, a pesar de que aún desconocen los topes de capturas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

El mal tiempo obligó a amarrar a la mayor parte de la flota de artes menores y del cerco