El Concello teme que la obra aprobada por la Xunta en Xuño solape otra ya en ejecución


Augas de Galicia acomete en la travesía de Xuño, concretamente entre los puntos kilométricos 98,900 y 99,800, una actuación consistente en la instalación de la red separativa de aguas pluviales y fecales, así como en la colocación de unos pasos para el tránsito de peatones separados de la calzada por unos bordillos y cubiertos con zahorra, según indicó ayer el alcalde, Xoán Pastor Rodríguez, quien mantuvo un encuentro con los técnicos acompañado de la responsable de Obras, Ánxela Franco. Casualmente, ayer el Consello da Xunta aprobó una mejora de la seguridad viaria exactamente en el mismo tramo de carretera. El proyecto prevé, entre otros puntos, la colocación de aceras de dos metros de amplitud, circunstancia que hace temer al gobierno sonense que la nueva actuación solape a la que ya está en ejecución.

Pastor Rodríguez y Ánxela Franco explicaron que en la intervención que se está haciendo hay tramos de aceras de dos metros y otros de menos, ya que las viviendas no están alineadas. Ateniéndose al proyecto de que disponen, los técnicos han colocado las rejillas para la evacuación del agua. Sin embargo, y según explicó el mandatario, los responsables de esta intervención le comunicaron su temor de que, si finalmente se amplían las aceras, estas tapen los registros de evacuación de pluviales que ahora se están poniendo.

El desconcierto de Pastor Rodríguez y Ánxela Franco era ayer patente y la teniente de alcalde señalaba: «Quero pensar que os distintos departamentos da Administración galega non funcionan como compartimentos estancos e que non fan obras que se superpoñen unhas a outras».

Falta de información

Además, los responsables municipales sonenses criticaron la falta de información por parte de la Xunta sobre esta obra. Manifestaron que carecen del proyecto, algo que el regidor espera resolver hoy mismo solicitándoselo a la Administración.

Otro aspecto que preocupa al ejecutivo es que, según la información de que disponen y a la que, manifestaron, tuvieron acceso por la prensa, tras la comparecencia del responsable local del PP, Manuel Tomé, este nuevo proyecto prevé la realización de expropiaciones: «A min dixéronme que non fai falla someter o proxecto a exposición pública e non sei que pensarán os cidadáns afectados cando vexan que lles van quitar unha parte do seu terreo», comentó el mandatario.

La actuación a la que el Consello da Xunta dio luz verde ayer tiene un presupuesto de 921.000 euros y consiste en la construcción de aceras, aparcamientos y en la mejora de diversas intersecciones con el propósito de mejorar la seguridad vial en un tramo en el que habitualmente se producen accidentes de circulación.

La actuación se realiza bajo la declaración de urgencia. Además, desde la Xunta se indica que ya se trabaja en la licitación de una asistencia técnica para iniciar el proceso de expropiación.

La previsión es comenzar la elaboración de las actas de ocupación de terrenos en el tercer trimestre del 2010 y que las obras empiecen el próximo año. Los trabajos se prolongarán durante seis meses.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

El Concello teme que la obra aprobada por la Xunta en Xuño solape otra ya en ejecución