Educación actúa de urgencia por los daños del «Flora» en Muros y Cabo

El municipio con las pérdidas más elevadas por el paso del vendaval es el de Boiro, con al menos 600.000 euros

A.?Gerpe

El paso del Flora por la comarca continúa provocando quebraderos de cabeza. En los concellos, por ejemplo, ya se empezaron a hacer listas con los desperfectos, sobre todo, con la esperanza de que la Xunta saque una línea de ayudas para hacerle frente a los gastos. Mientras, otras Administraciones están moviendo ficha para restablecer la normalidad en sus instalaciones. Es el caso de la consellería de Educación. No en vano, los responsables del instituto As Insuas de Muros y del colegio de O Castro indicaron que desde el citado departamento autonómico se pusieron en contacto con ellos para garantizarles que se tomarán medidas de urgencia ante los problemas surgidos en pabellones y tejados.

Desde O Castro, la directora del colegio explicó que ayer mismo llamaron de la consellería para indicarle que mandarán a una empresa de forma inmediata -posiblemente, ya acudiese por la tarde-, sobre todo, para arreglar los desperfectos en el tejado del centro educativo. Se calcula que hay entre mil y dos mil tejas rotas. Y que, por tanto, se pueden producir situaciones de peligro si se desprende algún cascote. A mayores, el pabellón que usan los chavales para la asignatura de Educación Física está inservible -incluso se vino abajo una enorme viga de cemento-, por lo que ahora mismo las clases se dan en el exterior si hace buen día y, en caso de lluvia, en las propias aulas. Además, hoy se iba a celebrar una jornada de deporte intercentros, en la que alumnos de A Pobra iban a visitar O Castro. Finalmente, serán los boirenses los que viajen hasta el territorio pobrense debido al estado de sus instalaciones.

Contratar trabajos

En cuanto al instituto As Insuas, desde la consellería les dieron vía libre para que pidan un presupuesto y acto seguido contraten las obras oportunas para volver a poner en orden el polideportivo. En este caso, lo que el Flora dañó fue uno de los laterales del inmueble, por lo que hay filtraciones de agua.

Amén de las instalaciones educativas, los concellos tampoco están parados. Sobre todo, aquellos en los que las pérdidas por el temporal se cuentan al por mayor. Los ayuntamientos se aferran a la esperanza de que la Xunta y otras Administraciones como la Diputación les ayuden a hacer frente a los gastos y de ahí que estén preparando listas y peticiones para enviar a los distintos departamentos.

Aunque ayer la mayoría aún no habían echado cuentas, todo parece indicar que Boiro es el Concello peor parado. El teniente de alcalde, Juan Jesús Ares, señalaba que, como mínimo, hay unos 400.000 euros de pérdidas -a mayores estarían los alrededor de 200.000 euros que costará reparar el pabellón del colegio de O Castro-.

En otros ayuntamientos, aunque también se registraron daños, las cuantías son mucho menores. En A Pobra, por ejemplo, calculan que necesitarán 40.000 euros; en Porto do Son, saben que, solo en reparar el alumbrado, han de invertir 17.000 euros. La mayoría de las Administraciones no tienen cerrada al 100% la lista de desperfectos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Educación actúa de urgencia por los daños del «Flora» en Muros y Cabo