Una sentencia declara nula la adjudicación de la guardería de Ribeira a la firma que la gestiona


Una sentencia firme del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, emitida en marzo de este año, declara nula la adjudicación de la guardería municipal de Ribeira a la empresa que la gestiona desde su puesta en marcha, Calena Barbanza. El contenido de la resolución y los pasos dados hasta ahora por el gobierno para cumplirla fueron explicados por la edila de Servizos Sociais, Esther Patiño, en el pleno celebrado el pasado lunes, a raíz de una moción presentada por la concejala del BNG Ana Álvarez.

Un error cometido en el proceso de apertura de plicas y en la posterior adjudicación del servicio es la causa de que la concesión de la escuela infantil pueda acabar en manos de la firma viguesa Los Milagros, cuyos representantes fueron quienes interpusieron el recurso contencioso administrativo contra el acuerdo de concesión, adoptado en el 2004. La primera resolución judicial se emitió en diciembre del 2006 y el Concello de Ribeira apeló. El fallo del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, contra el que ya no cabe recurso, ratifica la sentencia de anulación anterior.

Según precisó la concejala del PP, las hermanas García Escurís, que obtuvieron la máxima puntuación en el proceso de adjudicación, concurrieron a la convocatoria como personas físicas, no jurídicas, aunque cuando firmaron el contrato con el Concello ya lo hicieron como sociedad Calena Barbanza. La edila explicó que las bases de la convocatoria no excluían a las personas físicas y que, incluso, se presentaron otras dos candidatas bajo este formato, que también fueron valoradas por la mesa de contratación. Sin embargo, la Ley de Contratos Públicos establece que solo pueden concurrir a este tipo de procesos personas jurídicas y, por lo tanto, ni la oferta de Calena Barbanza ni la de las restantes aspirantes en la misma situación deberían haber sido admitidas.

En la puntuación final, la firma Los Milagros, que gestiona otras dos guarderías en Galicia, quedó a unas 25 décimas de Calena Barbanza y presentó un contencioso administrativo reclamando la nulidad del proceso.

Renuncia temporal

Con el propósito de hacer cumplir la sentencia, el Concello mantuvo contactos con responsables de Los Milagros. El pasado 23 de octubre, la firma dijo por escrito al Ayuntamiento que, por ahora, no tiene interés en hacerse con la concesión. El contrato suscrito con la actual gerencia vence en el 2011 y esta parece ser la fecha en la que Los Milagros podría hacerse cargo. Sin embargo, la legislación le concede un plazo de cinco años para asumir el servicio, lo que sitúa la fecha límite en el 2014.

Ante esta situación, y según lo afirmado en el pleno por el alcalde, la intención del ejecutivo es volver a reunirse con Los Milagros y saber si renuncia o no definitivamente. En ese caso, el Ayuntamiento volvería a sacar a concurso la gestión.

Ana Álvarez también reclamó la «retirada inmediata» de la concesión a Calena Barbanza. La edila argumentó que hay dos sentencias que condenan a la empresa a readmitir a una trabajadora y a indemnizarla con 30.000 euros.

Sin embargo, esta solicitud no se tuvo en cuenta porque no figuraba en el texto original de la moción. Además, Torres explicó que se encargó una inspección a la Xunta sobre el servicio y que los resultados obtenidos fueron favorables: «Nós temos que mirar que os nenos estean ben atendidos. Se as relacións entre patrón e empregados influísen na atención si tomaríamos medidas».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Una sentencia declara nula la adjudicación de la guardería de Ribeira a la firma que la gestiona