Seis concellos reducen obras y usan el dinero para pagar gasto corriente

La medida se ha tomado en Rianxo, Porto do Son, Outes, Mazaricos, A Pobra y Lousame


Hasta este año, el Plan de Obras e Servizos de la Diputación (POS) tenía una finalidad clara: la puesta en marcha de nuevas actuaciones. Así, con cargo a estas ayudas, los concellos aglomeraban pistas, instalaban saneamientos o realizaban otros trabajos, ya que aunque quien paga es el organismo provincial, quienes eligen las inversiones son los ayuntamientos. Sin embargo, con el temporal económico de por medio, las cosas cambiaron. Desde A Coruña se dio la opción a los gobiernos locales de destinar la mitad de ese dinero que antes iba para mejoras a gasto corriente, es decir, a los pagos diarios que tiene que afrontar cada Administración local. Y seis ejecutivos se han agarrado a esta opción de forma decidida, reduciendo así los fondos para asfaltados u otro tipo de actuaciones.

El dinero del POS no es el mismo para todos los ayuntamientos, ya que se reparte en base a criterios como el del número de habitantes y otras cuestiones. Sin embargo, lo que sí era para todos igual es que no se podía llegar a destinar más del 50% a gasto corriente. En el límite, por tanto, se quedaron ejecutivos como el de Rianxo y Porto do Son. En el primero se van a utilizar 129.000 euros para gastos de funcionamiento y en el segundo la cantidad se eleva hasta los 144.000 euros.

También en Outes -con 126.000 euros-, Lousame -con 86.000- y A Pobra -con una cantidad de 99.000 euros- anduvieron cerca de destinar la mitad del dinero del plan de obras y servicios a pagos del día a día. Pero se quedaron en el cuarenta y pico. Y aún por detrás se situó Mazaricos, donde aunque se usarán para pagar facturas un total de 250.000 euros, esa cantidad solo supone el 32% de la cifra global del POS.

Cómputo global

Sumando las cifras, el resultado es claro: la Diputación dará aire al gasto corriente de seis administraciones con casi un millón -concretamente son 834.000 euros-. En el resto de los Ayuntamientos, es decir, en Boiro, Ribeira, Noia, Carnota y Muros, aunque indican que la situación no está para tirar cohetes, prefieren seguir invirtiendo todo el dinero del POS en obras.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Seis concellos reducen obras y usan el dinero para pagar gasto corriente