Moreda aumenta hasta 1,5 millones la aportación para la piscina sonense


El presidente de la Diputación, el socialista Salvador Fernández Moreda, se acercó ayer a Porto do Son dispuesto a escuchar las necesidades del recién estrenado grupo de gobierno. A pesar de que Moreda en esta ocasión no acudía a anunciar obras -aseguró que siempre que estuvo en el municipio fue para comunicar intervenciones- ayer vino con un pan bajo el brazo en la que fue su primera visita a la localidad desde que la moción apartase del poder al conservador Manuel Tomé. Así, Moreda anunció, antes de que el nuevo alcalde, Pastor Rodríguez, le pidiese nada, que aumentaba hasta 1,5 millones de euros la cuantía económica que el ente que dirige destinará a la construcción de la piscina climatizada de la localidad.

Acto seguido, y en medio de la satisfacción de los miembros del bipartito sonense, capitaneados por el socialista Pastor Rodríguez y por la nacionalista Ánxela Franco, el presidente de la Diputación de A Coruña explicó que este dinero supone incrementar en 110.000 euros la cantidad que el ente diputacional concedió al ejecutivo sonense a lo largo de la última legislatura de Quintáns para poner en pie la piscina climatizada.

Minutos después de conocer la noticia, el alcalde y la teniente de alcalde, acompañados de otros miembros del equipo de gobierno, se dispusieron a enseñarle a Moreda diversas infraestructuras que necesitan de urgentes mejoras.

Casa de cultura

El primero de los lugares que visitaron fue la que iba a ser la casa de cultura de Xuño. Un proyecto iniciado hace años, cuando Quintáns todavía ocupaba el sillón de la alcaldía y que, por falta de financiación, finalmente no pudo ser llevado a cabo.

Por eso, el grupo de gobierno instó a la Diputación a que colabore económicamente para poder eliminar los cimientos de lo que iba a ser el salón de actos, así como para acondicionar el terreno. Y es que, según indicó Quintáns, la idea es construir un nuevo edificio «partiendo desde cero».

Acto seguido, la nueva corporación se encaminó hacia la carretera diputacional que une el término sonense de Laranga, situado en la parroquia de Xuño, con el de Espiñeirido, en Ribeira. La idea era recordarle al presidente de la Diputación que todavía no se había realizado el anunciado el ensanchamiento del citado vial. Así, Moreda explicó que estaban pendientes de que la Xunta diese orden para que se iniciara la expropiación de los terrenos que necesitan para ampliar el trazado.

El presidente del ente provincial, que durante el acto anunció que se iba a realizar una serie de mejoras en la localidad encaminadas a reducir el consumo energético, visitó una de las últimas obras financiadas por la entidad al frente de la que se encuentra: la casa de cultura de Portosín. Los miembros del gobierno le mostraron algunas de las deficiencias que posee.

Antes de dar por finalizada la visita, la nacionalista Ánxela Franco, apuntó que espera que esta primera visita sirva para que «os proxectos pendentes sexan unha realidade».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Moreda aumenta hasta 1,5 millones la aportación para la piscina sonense