Ánxela Franco garantizó que no se va a hacer la misma política que en el anterior mandato


Ánxela Franco, habitualmente de lengua mordaz, se mostró ayer muy comedida. Su discurso, con el del alcalde entrante, fue el que estuvo revestido de más sosiego y solemnidad. Eso sí, dejó claras algunas cosas, como que el PP, hasta ayer, no estaba gobernando con la mayoría, sino en minoría «e despois de que o apoiasen nas urnas o 33% dos votantes». Luego, mientras los mismos que habían increpado a Quintáns le gritaban «mentireira, falsa», se encargó de defender el papel del BNG. Así, sacó pecho diciendo: «O BNG prometeu na campaña electoral que xamais ía facer alcalde ao señor Ramón Quintáns e así o cumpriu. Hoxe non vai ser el alcalde. Non estou de acordo coa política que se fixo no anterior mandato, e esa política non se vai repetir».

A partir de ahí, y pese a las constantes interrupciones por parte del público, esbozó algunos de los proyectos que van a ser prioritarios para el bipartito. Habló, por ejemplo, de consensuar presupuestos y de conseguir sacar adelante el plan urbanístico. Coincidió con Pastor en que el PP debería ayudar para que la Xunta apoye con inversiones a Porto do Son. Y terminó con un ofrecimiento al respetable: «Ofrecémonos para escoitarvos a todos, gústennos ou non as vosas opinións. Desexo que a nosa labor sexa frutífera».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Ánxela Franco garantizó que no se va a hacer la misma política que en el anterior mandato