Cruce de acusaciones hasta el último minuto entre el grupo popular y los firmantes del pacto


Desde que PSOE y BNG anunciaron que iban a presentar la moción de censura, los firmantes del pacto y el PP, en el gobierno desde el 2007, no dejaron de tirarse los trastos a la cabeza. Hubo acusaciones de todo tipo, que se prolongaron hasta ayer mismo, ya en tiempo de descuento de cara al pleno de este mediodía. Así, el alcalde, Manuel Tomé, señalaba que el futuro bipartito se había empezado a atribuir responsabilidades que todavía no le competían. Y, concretamente, lanzaba sus dardos hacia el ex mandatario socialista, Ramón Quintáns: «Intentou parar a obra da Atalaia, o aglomerado que estamos facendo. Estivo alí e pretendía paralizalo todo. Pero eu o que teño claro é que aínda son o alcalde -estas palabras las pronunciaba ayer al mediodía- e que, por tanto, me corresponden a min esas decisións».

Quintáns negó esa acusación y señaló: «Pídolle a Tomé que non alucine nin invente, que eu non fixen nada diso. E lémbrolle que o rei da paralización das obras foi el».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Cruce de acusaciones hasta el último minuto entre el grupo popular y los firmantes del pacto