La expectación generada obligará a celebrar en la casa de cultura el pleno de la moción de censura


La corporación y los ciudadanos de Porto do Son vivirán mañana una situación que nunca antes se había producido: la celebración de un pleno para tratar la moción de censura presentada por PSOE y BNG el pasado 6 de noviembre. La expectación generada en el municipio es máxima, hasta el punto de que en las últimas jornadas este asunto se ha convertido en un tema de conversación predominante entre los vecinos. Ante la previsión de una masiva afluencia de ciudadanos a la sesión, esta se celebrará en la casa de cultura.

El auditorio de este edificio, en el que ya en otras ocasiones han tenido lugar plenos de gran trascendencia para el municipio, tiene 300 butacas y se calcula que de pie hay espacio para, al menos, otro centenar de personas. El alcalde sonense, Manuel Tomé, manifestó ayer que no podían convocar la sesión en la casa consistorial porque de antemano estaba claro que el aforo iba a resultar insuficiente.

El debate empezará al mediodía y tiene lugar mañana porque es cuando se cumple el plazo máximo, fijado por ley, para celebrar un pleno una vez presentada una moción de censura.

Mesa presidencial

Según lo establecido en la normativa vigente, se constituirá una mesa presidencial en la que estarán los concejales de mayor y menor edad. Se da la circunstancia de que los dos representantes políticos en los que se cumplen ambas premisas son del Partido Popular, José Antonio Martínez Calvo y María del Carmen Rodríguez Pouso.

Acto seguido, el secretario municipal leerá el escrito de la moción. En el texto que el 6 de noviembre suscribieron los cinco ediles socialistas y los cuatro nacionalistas se indica que el suscriben «o acordo de gobernabilidade porque desexan que se produza un cambio de goberno que outorgue a necesaria estabilidade ao municipio e posibilite a atención ás necesidades e aspiracións dos veciños de Porto do Son de forma sólida e estábel».

Posteriormente, tomarán la palabra los portavoces de cada uno de los grupos políticos que integran la corporación y, concluidas las intervenciones, se procederá a la votación de la moción de censura en la que se pide la destitución del actual mandatario, Manuel Tomé Piñeiro.

En el caso de que la iniciativa presentada por socialistas y nacionalistas prospere, el concejal del PSOE Xoán Pastor Rodríguez se convertirá en nuevo alcalde del municipio y, en ese caso, le corresponderá cerrar la sesión extraordinaria.

El nuevo equipo asegura que su intención es comenzar a trabajar de forma inmediata. Dos de los asuntos prioritarios que están sobre la mesa son la aprobación de los proyectos de obras correspondientes al plan anticrisis y al de la Diputación, así como el inicio de los trámites para elaborar el presupuesto municipal, ya que el plan económico lleva dos años prorrogado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

La expectación generada obligará a celebrar en la casa de cultura el pleno de la moción de censura