La aparición de jurel provocó el regreso de parte de la flota de Portosín que estaba en A Coruña


Tan solo dos barcos con base en Portosín permanecen aún faenando en aguas de A Coruña. El resto de las naves, que desde hace algo más de un mes que estaban faenando en esa zona, regresaron a finales de la semana pasada debido a la aparición de jurel entre Corrubedo y Fisterra.

El patrón mayor de la localidad sonense, Eduardo Carreño, señaló que el mes pasado varias naves decidieron trabajar frente a las costas herculinas pues había aparecido un importante banco de sardina y jurel, por lo que era más rentable «traballar nese lugar que aquí, pois apenas tiñamos capturas», dijo.

La situación comenzó a cambiar la semana pasada cuando los barcos que permanecían en la ría de Muros y Noia comenzaron a pescar algo mejor y en especial «collendo xurelo e de bastante boa calidade», dijo.

Otro de los motivos por el que abandonaron el puerto de la ciudad herculina se debió a que las previsiones meteorológicas dan para los próximos días fuertes rachas de viento, que les impedirán faenar con normalidad. Ante esta situación, «o que acordaron algúns patróns, foi regresar para o noso porto base», subrayó.

La cotización de esta especie pelágica también es superior estos días en Barbanza, pues en los últimos días la caja de chicharro, de 25 kilos, se está pagando entre los 11 y los 15 euros, mientras que en A Coruña se mueve entre los 7 y 9.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

La aparición de jurel provocó el regreso de parte de la flota de Portosín que estaba en A Coruña