La mayoría de los pulpeiros de Muros-Noia y A Costa da Morte apuestan por parar cuatro meses


Los naseiros de Galicia están elaborando sus propuestas para el futuro plan de explotación del pulpo, que entrará en vigor el próximo año. La Xunta solicitó a las cofradías que presenten sus iniciativas con la finalidad de que el proyecto cuente con el mayor consenso posible. Así, representantes de los armadores y entidades que abarcan la zona que va desde Corrubedo a cabo Vilán mantuvieron ayer un encuentro en Fisterra con la finalidad de llegar a un acuerdo y presentar una iniciativa conjunta. La mayoría de los asistentes apuestan por cuatro meses de veda, aunque la decisión definitiva se tomará el día 19.

La asamblea contó con la participación de casi todas las cofradías, excepto la de Portosín, cuyos representantes no pudieron asistir debido al naufragio de una embarcación en la madrugada de ayer. El representante de la entidad muradana, Diego Vázquez, y uno de los impulsores de la iniciativa, señaló que la mayoría de los asistentes abogan por una veda de cuatro meses. También reconoció que no hay unanimidad, pues tanto Noia como Corcubión apuestan por un paro de dos meses.

Decisión definitiva

Tras un intenso debate, se acordó aplazar la decisión hasta el día 19, cuando mantendrán otro encuentro en Lira donde se realizará el borrador definitivo. También se decidió esperar para conocer la postura de Portosín que «non puido asistir e non sabemos cal é a súa proposta», explicó el armador muradano. Por otra parte, en la asamblea de ayer tampoco quedó clara la decisión que iban a tomar sobre los topes. En un principio, hay dos posturas claras: mientras unos prefieren que sean diarios, los otros apuestan por cupos semanales.

En lo que están todos de acuerdo es en que la Administración financie el amarre de la flota naseira «se é por os catro meses mellor e, senón, que sexa canto máis tempo mellor», afirmaron algunos de los asistentes al encuentro de ayer.

El principal motivo de solicitar un paro de 120 días a la Consellería de Mar es, según comentaron fuentes del sector, la importante caída de las capturas, pues «apenas hai polbo nas nosas costas nos últimos meses, polo que é necesario tomar medidas para evitar a súa desaparición».

Pero, mientras unos apuestan por cuatro meses, hay cofradías como Ribeira que prefieren que no haya paro alguno o, como mucho un mes, pero subvencionado. Se trata de una postura muy similar a la de los puertos de las Rías Baixas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La mayoría de los pulpeiros de Muros-Noia y A Costa da Morte apuestan por parar cuatro meses