Las cofradías de Muros-Noia y de la Costa da Morte pretenden presentar un plan conjunto para el pulpo


Las cofradías de la ría de Muros-Noia y de la Costa da Morte se reunirán el sábado en Fisterra con la finalidad de presentar una propuesta conjunta para el futuro plan de explotación del pulpo. La intención de los pósitos es consensuar una iniciativa que sea válida para todos con la finalidad de que sea aprobada para el próximo año.

El mal momento que está atravesando la pesquería del cefalópodo en las costas gallegas está obligando a los armadores a tomar posiciones al respecto. Algunos barcos que se dedicaban a la pesca de esta especie con nasa cambiaron de modalidad, pues aseguran que ya no es rentable, debido al importante descenso de capturas.

Así, las entidades que están entre Camariñas y Porto do Son han tenido dos encuentros para analizar el estado de la plataforma del pulpo y ver la posibilidad de mejorar la pesquería.

Propuestas

Este año acaba el plan de explotación de esta especie, por lo que es necesario elaborar uno nuevo. En este sentido, la Administración pidió a los profesionales que presenten propuestas con la finalidad de que sean ellos los que se encarguen elaborar el plan de explotación para los próximos años. Mientras algunos colectivos presentaron iniciativas en solitario, como es el caso de Ribeira, la mayoría de las de la ría de Muros-Noia y de la Costa da Morte optaron por intentar llevar una conjunta.

En un principio, casi todos los representantes de dichas entidades están a favor de que se ponga en marcha una parada de cuatro meses subvencionada y un tope diario de 40 kilos por marinero y barco.

La posibilidad de parar cuatro meses al año no es descabellada, según afirmó un armador, pues «hai que evitar a desaparición do polbo, pois apenas queda nada nas nosas costas».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Las cofradías de Muros-Noia y de la Costa da Morte pretenden presentar un plan conjunto para el pulpo