Kilómetros de solidaridad desde Oleiros para el Congo

Los 345 alumnos del colegio A Milagrosa recaudaron dinero con fines benéficos


La distancia no debe ser impedimento para que los escolares ribeirenses conozcan la dura situación a la que diariamente deben enfrentarse otros chavales de su edad, ni tampoco un obstáculo para que intente paliarse mediante la solidaridad. Precisamente con este fin, el colegio A Milagrosa de Oleiros colabora desde hace cuatro años con la oenegé Save the Children. Ayer, los 345 estudiantes del centro participaron en una carrera cuyo objetivo era el de recaudar fondos que se destinarán a mejorar las condiciones de vida de jóvenes congoleños.

Los pequeños se quedaron en el recinto escolar y realizaron un circuito de atletismo, mientras Los 110 alumnos de ESO se calzaron las zapatillas de deportes y, bajo la supervisión de cinco profesores capitaneados por la jefa de estudios, Manuela Rama, recorrieron a pie y con paso decidido los diez kilómetros que separan su centro de enseñanza del monte Tahúme.

Almuerzo

Como todo esfuerzo físico obliga siempre a reponer fuerzas, la expedición efectuó un alto en el camino para dar buena cuenta de los bocadillos que habían recogido antes de abandonar las instalaciones educativas.

El espacio elegido para ingerir las proteínas necesarias fue el dolmen de Axeitos, un paraje que conjuga belleza e importancia histórica.

Después se reanudó la marcha. Los chavales caminaron durante hora y media y al final alcanzaron la cumbre. El regreso también fue haciendo pierna.

Cada niño, tanto los pequeños como los mayores, tuvo que buscar uno o varios patrocinadores para sufragar la carrera y, de esta forma, juntar el dinero que irá a parar a Save the Children.

Al tratarse de jovencitos, el dinero para la oenegé procede de sus familiares, que aportaron una cantidad voluntaria por cada kilómetro realizado.

Trabajo previo

En las jornadas previas a la marcha, incluso una hora antes de tomar la salida, los chavales realizaron actividades de sensibilización hacia la situación de los niños del Congo.

Esta iniciativa se llevó a cabo en el colegio A Milagrosa con motivo de la celebración del Día Mundial de los Derechos del Niño. De lo que se trata es de que los estudiantes sepan a qué situaciones deben hacer frente chavales de su edad que no tienen las necesidades básicas cubiertas, que viven en países en guerra o que se ven obligados a trabajar desde muy corta edad sin poder ir a la escuela.

Aunque en esta ocasión las actividades se centralizaron en el Congo, el pasado año la ayuda se destinó a los niños de Níger. Además, los chavales también han tenido la oportunidad de comparar su nivel de nutrición y de alfabetización con el de críos de otros países.

La dirección del centro asegura que continuará participando en este tipo de actividades y colaborando con las causas solidarias.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Kilómetros de solidaridad desde Oleiros para el Congo