El mal estado de la plaza de Os Muíños desata las quejas de los residentes y motiva una recogida de firmas


La plaza de Os Muíños se encuentra en el centro de Ribeira, pero desde hace años presenta un estado de abandono. El ejecutivo quiso subsanar esta situación y elaboró un proyecto de reforma cuya ejecución encargó a una empresa que acabó presentando suspensión de pagos. La compañía solo llegó a iniciar las obras y las deficiencias que tiene el lugar han desatado las quejas de los residentes que, incluso, han iniciado una campaña de recogida de firmas para avalar su demanda.

También el BNG ribeirense se ha hecho eco de las protestas ciudadanas y, ayer, su portavoz, Dominga Brión, no dudó en afirmar que la reparación constituye «unha demanda imperiosa».

En este sentido, Brión subrayó que en el lugar hay una guardería e indicó que se acumula gran cantidad de agua, lo que obliga a los padres a tener que llevar a sus hijos en brazos para que no se mojen.

La edila nacionalista afirmó que se trata de una superficie de dos mil metros cuadrados que se encuentra en un estado lamentable y recordó que una mujer resbaló recientemente y se cayó rompiéndose un brazo.

Además, el BNG comentó que en la obra de la plaza del Concello «que non estaba en tan mal estado, investíronse 300.000 euros». También afirmó que se producen agravios comparativos: «O executivo cedeu 3.000 metros de edificabilidade na urbanización de O Touro para aumentar un espazo de 41 metros cadrados na rúa peonil de General Franco».

Dominga Brión dice que si las obras se paralizaron fue porque la empresa quebró, por lo que la nueva adjudicataria debería haber continuado con el trabajo que quedó sin hacer.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

El mal estado de la plaza de Os Muíños desata las quejas de los residentes y motiva una recogida de firmas