Un paraíso en un entorno único

La playa ribeirense se ubica en el parque natural de Corrubedo, que con sus mil hectáreas de extensión figura entre los más visitados de Galicia


La playa de O Vilar, en Ribeira, es calificada por sus usuarios como un paraíso dentro de un entorno natural único. Situada en el parque natural de Corrubedo, la zona de baño se encuentra dentro de un ecosistema de mil hectáreas de extensión -diez millones de metros cuadrados- con una riqueza de flora y fauna importante.

Para llegar al arenal, si se viene desde Noia se debe coger la carretera Xarás-Aguiño, pasando por Frións. Poco antes de la entrada al parque natural existe un desvío a la izquierda que lleva al arenal. También se puede ir desde Ribeira en dirección a Aguiño por la CP-7301, donde ya se está señalizado el desvío hacia la playa -por la CP-7302- hasta el aparcamiento que da a la zona de baño.

O Vilar cuenta con todos los requisitos indispensables para que vecinos y veraneantes puedan disfrutar de una jornada de sol. En el área de estacionamiento existen varios contenedores para el reciclaje de basura. Uno para el papel, otro para los residuos orgánicos, un tercero para el plástico y, por último, un depósito para el vidrio.

Entorno

La integración con el entorno se consigue con un laberinto de pasarelas de madera que permiten, por un lado, acceder a los más de tres kilómetros de longitud de arenal -repartidos en tres zonas separadas por rocas, una de ellas nudista-; y por el otro, se puede visitar el entorno del parque natural de Corrubedo y las lagunas de Carregal y Vixán. La primera de las marismas está unida al océano a través del río do Mar. El mantenimiento de las infraestructuras del parque natural corre a cargo de cuatro operarios, repartidos en turnos de mañana y tarde.

Pero hablar de O Vilar no es solo hacerlo de la playa. Los amantes del paseo y la naturaleza tienen en este paraje la posibilidad de conocer uno de los ecosistemas más visitados de Galicia a lo largo del año.

Para conocer las diferentes rutas que se ofrecen, existe un centro de recepción de visitantes, denominado Casa da Costa, y el Centro de Interpretación do Ecosistema Litoral de Galicia (Cielga), donde hay una exposición permanente sobre la formación y evolución del complejo dunar de Corrubedo.

Las instalaciones permanecen abiertas, de manera ininterrumpida, de diez de la mañana a ocho de la tarde. La prehistoria también se da cita en el entorno de O Vilar. A tres kilómetros del arenal se encuentra el dolmen de Axeitos, el denominado Partenón del arte megalítico gallego.

Fuertes corrientes

Situada en mar abierto, la playa ribeirense es una zona de baño bastante peligrosa, ya que a los fuertes oleajes hay que sumarle las corrientes imperantes en la zona. Para salvaguardar a los usuarios, el arenal es controlado por once socorristas. Es el que más profesionales de este tipo congrega durante cada temporada estival.

O Vilar también dispone de duchas, papeleras, aseos individualizados -también para personas con movilidad reducida- y áreas de descanso donde existen mesas para comer a la sombra de los innumerables pinos que abundan en el parque natural de Corrubedo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Un paraíso en un entorno único