«Opecen» es el gran rival a batir

Toda la flota que toma hoy la salida en la regata Ramiro Carregal Rey aspira a romper la racha de cinco victorias consecutivas del barco de Javier Puertas


Todos contra el Opecen Inmobiliaria . Este podría ser el lema que presida la novena edición de la regata Ramiro Carregal Rey, también denominada Gran Trofeo Faro de Corrubedo, prueba que zarpa esta mañana de las instalaciones del Náutico y Deportivo de Ribeira (12.00) para completar una singladura de aproximadamente 27 millas que culminará en el Náutico de Portosín. Bajo la grímpola del club portosinense navega precisamente Javier Puertas. El patrón del Opecen es el gran rival a batir, pues ha encadenado una racha de cinco victorias consecutivas que es la envidia de cualquier practicante de la vela pesada.

Sobre una particular filosofía se articuló esta regata que lleva el nombre del presidente de la firma Frinsa y protector de ambas entidades: el valioso trofeo, que reproduce el Faro de Corrubedo, esculpido por Elías Cochón Rey, se queda en el Náutico de Portosín si gana la prueba un barco que pertenezca a alguna entidad ubicada al norte del cabo Corrubedo o en el de Santa Uxía, si el vencedor de la clasificación general es de la zona sur de esa cota.

En cualquiera de ambas instalaciones permanecerá el precioso galardón expuesto hasta el próximo año, cuando volverá ser puesto en juego.

Los timoneles de las treinta embarcaciones que los organizadores calculan partirán de la ensenada de Santa Uxía tienen ante sí una gran revalida que superar. Aquí, las 27 millas de trazado son muy exigentes. No precisamente por su dureza. Sino sobre todo porque es una travesía diseñada para intrépidos y habilidosos navegantes.

Tramos especiales

Ambas virtudes deberán salir a relucir en dos tramos especiales, en los que, seguramente, se decidirán los puestos de privilegio final: atravesar los bajos de Corrubedo y pasar el dificultoso estrecho o carreiro de las islas Sagres.

Las cinco últimas singladuras del mítico trofeo coronaron al mismo regatista: Javier Puertas, al mando de su Opecen Inmobiliaria . Pero la hegemonía del Náutico de Portosín en la prueba es aplastante. Además de los cinco triunfos de Puertas, la competición se inauguró con la victoria de Francisco Gude, a la caña del Tango Sagres (2000). Solo un año cayó el trofeo en la ría de Arousa. Fue en el 2001, cuando Manuel Castelo, de Vilagarcía, se impuso al timón de su Corsario VI . En el 2003 volvió a ganar Gude, y luego vino el dominio hasta ahora incontestable de Javier Puertas, que, sin duda, aspira a enlazar su sexto entorchado.

Los ganadores en las diferentes categorías serán galardonados con magníficas obras del escultor Elías Cochón Rey, en un acto que comenzará a las 20.00 horas y, tras el cual, se servirá una cena marinera en la que estarán presentes los directivos de los clubes de Ribeira y Portosín, acompañados del anfitrión, Ramiro Carregal Rey.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

«Opecen» es el gran rival a batir