El fuego arrasó una superficie arbolada próxima a varias casas de Baroña


Un incendio forestal registrado en torno a la una de la tarde de ayer calcinó una superficie arbolada de pequeñas dimensiones en el monte de Lamas, que pertenece a la parroquia sonense de Baroña. Las llamas, que quedaron extinguidas en una hora y media, avanzaron hasta quedar situadas a apenas cien metros de unas viviendas de la aldea de Abuín, lo que puso en alerta a los habitantes de esta localidad, aunque finalmente no hubo que lamentar daños en las casas.

En las labores de extinción, participaron agentes del distrito forestal de Barbanza, dos cuadrillas de Noia y Rois, y cerca de una decena de vecinos de las inmediaciones.

Hasta el lugar donde se originó el foco también se desplazaron un par de agentes de la Guardia Civil. Al mismo tiempo, los responsables de la coordinación de medios consideraron necesario movilizar dos vehículos contraincendios procedentes de los municipios de A Pobra y Rois.

Estimación

Miembros de los equipos que participaron en los trabajos de extinción del fuego calculan, a falta de una medición más exacta, que las llamas calcinaron una superficie cercana a los dos mil metros cuadrados.

La mayor parte de esa zona estaba ocupada por árboles, principalmente pinos y eucaliptos de unos diez o doce años de antigüedad; aunque también abundaba el matorral.

El presidente de la comunidad de montes de Baroña, Juan Paz Santos, estuvo también en el lugar donde se produjo el incendio, y comentó que éste no afectó a propiedades del colectivo que dirige, ya que, según dijo, sólo se quemaron fincas pertenecientes a particulares.

En su opinión, el foco pudo originarse de manera intencionada porque, según explicó Paz Santos, «empezou nunha zona elevada de difícil acceso». Sin embargo, se desconocen por el momento las causas a las que pudo deberse el suceso.

Cuarenta metros

Además de aproximarse de manera peligrosa a algunas viviendas de la aldea de Abuín, las llamas cercaron también una casa de madera situada en el monte de Lamas y que, al parecer, está deshabitada en estos momentos. Los equipos de extinción frenaron el fuego a unos cuarenta metros del citado inmueble.

A pesar de que el foco no llegó finalmente a afectar a la estructura de las viviendas de la localidad de Abuín, lo cierto es que algunos vecinos del lugar vivieron con tensión y nerviosismo la hora y media que duró el incendio forestal. La comunidad de montes de Baroña puso en alerta a los integrantes de la cuadrilla con la que cuenta el colectivo, aunque al final no fue necesario requerir la presencia de este equipo porque las llamas ya estaban bajo control.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El fuego arrasó una superficie arbolada próxima a varias casas de Baroña