El himno sonó para Juan Outeiral

El Concello de Boiro rindió homenaje a un concejal republicano fusilado


ribeira | La celebración del Día da Galicia Mártir brindó la oportunidad en Boiro de devolver al presente la historia de Juan Outeiral, un vecino del municipio y concejal republicano que fue fusilado durante durante la Guerra Civil. Políticos, ciudadanos y, sobre todo, familiares se congregaron el viernes a última hora en la rotonda de Cimadevila para rendirle un sencillo homenaje, en el que no faltó el himno y descubrir una placa en la que, para siempre, podrá leerse el nombre de quien, como tantos, murió por defender sus ideales. «Matárono por loitar e traballar a prol da xustiza, a liberdade e a democracia», se oyó decir.

Junto a la glorieta, sus hijos Francisco y Juan, una comitiva municipal encabezada por el regidor, Xosé Deira, y el teniente de alcalde, Juan Jesús Ares, y un grupo de vecinos hicieron memoria para recordar el triste capítulo final de la vida de Outeiral. Así, contaron cómo este hombre, que era concejal socialista y cuñado del entonces alcalde republicano, Juan Somoza Rebollido, fue fusilado en Boisaca. Un nudo se hizo en la garganta de su hijo Paquito cuando recordó que, tras la muerte del cabeza de familia, su madre y siete hijos tuvieron que salir adelante y lidiar con las represalias que tomaron contra la familia durante los años siguientes.

También su bisnieta Charo le evocó con emotivas palabras junto al monumento que el año pasado se inauguró en memoria de los «bos e xenerosos»; un monolito que, tal y como se recordó el viernes, se encuentra a poca distancia de la casa donde Juan Outeiral vivió con su familia.

En un acto en el que no faltaron las alusiones a la lucha «xusta» que emprendieron hombres como este concejal republicano, se insistió en la necesidad de seguir rescatando del olvido las historias de la represión.

Luego, cuando las palabras de los familiares ya resonaban en la mente de todos los presentes, los políticos locales hicieron entrega de dos placas a sus hijos. También depositaron un ramo de flores y, por descontado, descubrieron la inscripción donde, junto al de otros represaliados, ahora también figura un recuerdo a Juan Outeiral.

Al final, los componentes de la banda municipal pusieron la nota musical interpretando el himno gallego. Así, el «que din os rumorosos» sonó alto y fuerte en Boiro para Juan Outeiral.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

El himno sonó para Juan Outeiral