Cientos de hogares barbanzanos sufren frecuentes cortes de luz

Asociaciones vecinales de O Son y Ribeira han presentado reclamaciones en Industria Las interrupciones en el suministro son generalizadas en los pequeños núcleos de población


ribeira

?l parque eólico de Paxareiras Uno produce cantidad suficiente de energía como para abastecer las necesidades de una ciudad como Santiago y, pese a esto, cientos de hogares barbanzanos sufren todavía continuos cortes de luz. Éstos se generalizan en invierno, especialmente en las jornadas que hay mucha humedad o se registran fuertes vientos. Sin embargo, los afectados señalan que también padecen interrupciones en el suministro sin una causa aparentemente justificada.Las mayores deficiencias se detectan en los municipios de Muros, Outes, Carnota y Mazaricos, aunque, en general, los habitantes de cualquier pequeño núcleo rural del área barbanzana se ven privados, de manera más o menos frecuente, del servicio. En lugares muradanos como Tal, Torea, Louro, o en los ribeirenses de Oleiros y Corrubedo, el 70% de la población sufre cortes. Lo mismo les sucede a cerca de dos mil habitantes de los pueblos boirenses de Escarabote, Bealo y Cures, al 90% de los residentes en las zonas pobrenses de O Conchido, Outeiro y Lesón, y a la práctica totalidad de los cinco mil mazaricanos. En Mazaricos se da la circunstancia de que en un mismo día puede interrumpirse el suministro hasta en media docena de ocasiones. Es verdad que se trata de paradas de dos o cinco minutos, pero no es menos cierto que no es la primera vez que se estropean equipos de ordeño o refrigeración.ParadojaIncluso se dan ciertas paradojas, como ocurre en el territorio outiense, donde el suministro funciona a la perfección en algunos núcleos, y en otros, como O Freixo, casualmente el más poblado, ocurre lo contrario.Esta situación provoca un creciente malestar entre los afectados y algunas asociaciones vecinales han decidido tomar cartas en el asunto. La Asociación de Vecinos Sartaxas de Xuño, en O Son, remitió esta semana sendas reclamaciones a la Consellería de Industria y a Unión Fenosa por el deficiente suministro de energía. Los puntos más afectados son los de Laranga, Grande Maior, Carballal, Carballido, Parada y Outón. Además, 103 perjudicados tramitaron reclamaciones individuales, a través del Concello, que fueron remitidas al Instituto Galego de Consumo. El presidente del colectivo Sartaxas, Juan Manuel Santamaría Paz, recuerda que llevan desde el 2003 peleando sin éxito por mejorar el suministro.Presión municipalEn Basoñas, en la parroquia de San Pedro de Muro, el panorama es similar. Hartos de reclamar por su cuenta, se dirigieron al Concello para ejercer más presión. En el último pleno, la corporación sonense acordó por unanimidad trasladar una queja a la Xunta y a la compañía eléctrica.La situación es idéntica en la parroquia ribeirense de Oleiros, donde la entidad Dolmen de Axeitos ha anunciado, después de dos recientes interrupciones de unas ocho horas cada una, que volverá a denunciar los hechos ante Industria, como hizo hace tres años. Al parecer les prometieron una renovación del tendido que no se ha materializado. En A Pobra, los nacionalistas han reclamado al gobierno local la elaboración de un censo en el que figuren la relación de lugares en los que se detectan deficiencias en el suministro eléctrico, y su gravedad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Cientos de hogares barbanzanos sufren frecuentes cortes de luz