El Seprona de Noia denunció setenta infracciones sanitarias en diez meses

El equipo realizó entre enero y octubre 427 actuaciones, más del doble de las efectuadas durante todo 1999 Entre enero y octubre de este año, la patrulla del Seprona de la Guardia Civil de Noia intervino en 427 ocasiones, más del doble de las acciones efectuadas durante todo el año 1999, que fueron unas 192. De entre las actuaciones emprendidas, se sitúan a la cabeza, en número, las 68 denuncias que cursaron por supuestas infracciones de las leyes sanitarias. La mayoría se refieren a traslados de carne de ganado que no reúnen las mínimas condiciones de salubridad o bien carecen del sello identificativo obligatorio.


SARA ARES NOIA. CorresponsalDe las 68 denuncias en materia de incumplimiento de las normativas sanitarias, la mayoría se corresponden con transportes irregulares de piezas de ganado. Los tres municipios en los que más se detectaron este tipo de infracciones fueron Noia, Santa Comba y Padrón. La labor del Seprona posibilitó, además, el decomiso, en diferentes operaciones, de más de 150 kilogramos de cordero, ternera y cerdo, dispuestos para ser vendidos en establecimientos públicos.En materia de pesca marítima, los cuatro agentes que integran el equipo noiés denunciaron 55 casos, en su mayor parte relacionados con el incumplimiento de los tamaños exigidos por la legislación y de las épocas y zonas declaradas en veda por las autoridades.En relación con estas actuaciones, el Seprona requisó más de quinientos kilos de pescadilla en fase de maduración en las localidades de Muros y Rianxo. Al parecer, en ambos casos, el origen de la mercancía estaba en el municipio muradano. Asimismo, se incautaron de más de cuatrocientos kilos de crustáceos y distintas variedades de peces en estos diez primeros meses del año, junto con ocho equipos para la pesca submarina.Por lo que respecta a la práctica fluvial, las denuncias que formularon fueron notablemente inferiores, en concreto, diecinueve.En el marco de una campaña de ámbito nacional llevada a cabo por la Guardia Civil, los efectivos noieses inspeccionaron la práctica totalidad de los puntos de venta de productos fitosanitarios de su zona geográfica -abarcan diecisiete concellos, entre las comarcas de Barbanza, Muros, Noia, Xallas, A Barcala y Sar-.Fruto de estos trabajos, detectaron 120 infracciones. Al parecer, el grueso de las tiendas registradas no estaban autorizadas para dispensar este tipo de artículos, como son herbicidas, pesticidas y otros fitofármacos clasificados como peligrosos.En alguna de las empresas, comprobaron cómo los botes en cuestión se encontraban al alcance de cualquier cliente e incluso colocados al lado de productos comestibles.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El Seprona de Noia denunció setenta infracciones sanitarias en diez meses