La incidencia a catorce días continúa al alza tanto en Cesures como en Valga

a. garrido / c. barral VILAGARCÍA / LA VOZ

VILANOVA DE AROUSA

MONICA IRAGO

Los casos también crecen ligeramente en los demás concellos arousanos

15 ene 2021 . Actualizado a las 09:09 h.

Dos semanas se cumplen hoy desde las celebraciones de Nochevieja y parece claro que la resaca del cambio de año va a ser larga. Los casos de covid-19 continúan creciendo en las comarcas de O Salnés y del Baixo Ulla, pero a distinta velocidad. Hay dos localidades en el norte de la provincia en las que el virus parece caminar sin freno. Son Pontecesures, donde la incidencia ya está en 1.540 casos por cada cien mil habitantes, y en Valga, que ha superado ya sus perores récords y está en 1.193.

La dinámica al alza es general en las tierras arousanas. De hecho, es la primera vez en muchas semanas que en todos los concellos se han detectado al menos diez casos en los últimos catorce días. Al margen de lo que sucede en la zona norte de la provincia, con Catoira también con datos preocupantes, los casos afloran también a un ritmo más alto de lo deseado en Vilanova, cuya incidencia va camino de superar a la de Vilagarcía. En el lado opuesto, Cambados sigue bajando y ya tiene menos de doscientos positivos por cien mil habitantes.

El informe del Sergas de ayer refleja que hay 867 casos activos de coronavirus. Son 35 más que el miércoles y se han tramitado 49 altas epidemiológicas, con lo que los nuevos contagios en un día ascienden a 84. Es la segunda cifra más alta en lo que llevamos de año, tras los 94 reportados el pasado martes. En las últimas 24 horas se han realizado más PCR, en concreto 776 pruebas.

La evolución es preocupante, si bien no alcanza la gravedad de otras zonas de Galicia. De hecho, Pontevedra y O Salnés es la sexta área de la comunidad en número de casos. Solo tiene menos Ferrol, con 710 positivos. A Coruña es el área con mayor presión covid (2.469 casos activos) y en la que ya se han suspendido las operaciones no urgentes, seguida de Santiago (1.983) y de Vigo (1.893).

Del total de afectados en Pontevedra y O Salnés, hay en estos momentos 60 personas que por su estado necesitan atención hospitalaria. Son 51 en planta de dos centros (43 en Montecelo y 8 en el comarcal de O Salnés, en Vilagarcía) y 9 graves en la unidad de cuidados intensivos (uci) de Montecelo.

Los ingresos suben en planta con respecto al miércoles, cuando había 47, pero bajan en la uci. En las unidades de críticos, la convencional y la de corta estancia (uce), llegó a haber doce pacientes en jornadas precedentes. El resto de infectados, 807, tienen síntomas leves de la enfermedad o son asintomáticos, por lo que están en aislamiento en sus domicilios con seguimiento por parte de personal de atención primaria de su centro de salud.

Once positivos más en los centros educativos y un segundo trabajador en el asilo de Caldas

Once positivos más y tres aulas cerradas en centros educativos del área sanitaria. Es lo que recoge el informe de ayer. Escuelas infantiles, colegios e institutos registran 141 casos y las clases clausuradas están en la escuela infantil O Toxo, de Pontevedra; el CEIP Pedro Antonio Cerviño, de Campo Lameiro, y el CEIP Plurilingüe Cruceiro, de Vilalonga, en Sanxenxo. Los centros con más positivos, aunque sin aulas cerradas, son el CEIP da Torre-Illa, en A Illa de Arousa, y los IES Armando Cotarelo Valledor y Castro Alobre, los dos en Vilagarcía. Los tres tienen 6 casos. Con 5 figuran el CPR Plurilingüe Sagrado Corazón de Jesús, de Pontevedra, y el IES da Illa de Arousa.

Respecto a las residencias de mayores, hay seis trabajadores contagiados. Son dos en el asilo de Caldas de Reis, tres en Domus Vi de Ribadumia, y uno en la residencia de Marín.