Vilagarcía

Sus Majestades llegaron a Arousa repartiendo ilusión, cargados de regalos y también con algún percance. Uno de los magos se cayó del caballo en A Illa de Arousa, pero, más allá del susto, no hubo que lamentar males mayores. Caballos hubo también en la cabalgata de Meis, que fue la más madrugadora de cuantas se celebraron en la comarca. Melchor, Gaspar y Baltasar llegaron al mediodía a Mosteiro, casi a la misma hora en la que llegaban al Concello de Cambados en Mercedes clásicos y que en Vilagarcía visitaban el asilo, donde se vivió un momento especialmente emotivo. Eduardo, uno de los residentes, llevaba años pidiéndoles un ordenador y, por fin, en el 2020, vio cumplido su sueño en forma de tableta digital, que le fue entregada por los centuriones del club de rugbi Os Ingleses.

Sus Majestades retomaron su agenda a las siete de la tarde, para participar en el desfile más multitudinario de cuantos hubo en O Salnés. La Banda de Vilagarcía abría una comitiva formada por 650 personas, con pajes, tambores y antorchas, que se recogió en Ravella, para dar paso a la recepción real en el salón noble del consistorio.

A esa hora se vivían escenas similares en los demás municipios. En O Grove, los Reyes recorrieron las calles en carroza; en Valga y en Catoira fueron recibidos con chocolate con churros; en Ribadumia con palomitas, y en Vilanova los esperaban en el puerto, adonde llegaron en catamarán. Los personajes de Disney asomaron por Cambados y por Ribadumia y en Meaño, a falta de una, hubo hasta cuatro cabalgatas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Melchor, Gaspar y Baltasar volvieron a reinar en la comarca